Usos en decoración y funcionalidad de las mesas altas

Mesas altas

Las mesas altas son uno de los grandes descubrimientos de la decoración para ahorrar espacio, pero también para dar un toque moderno y vanguardista en el mobiliario de hostelería o incluso de una vivienda.

Las mesas altas se han convertido en un elemento imprescindible en la decoración de muchos espacios y en la organización de diferentes tipos de eventos, por su practicidad, por su facilidad de almacenaje y porque las opciones decorativas que ofrecen son múltiples y muy variadas.

Por eso, por la versatilidad de este tipo de mobiliario, a las mesas altas se le dan diferentes usos. Las mesas altas son las mesas de cóctel por excelencia, las que se utilizan en celebraciones como bodas, comuniones, bautizos… y que se suelen emplear como soporte para el aperitivo antes del gran banquete.

Mesas altas de hostelería

Mesas altas de hostelería

Las mesas altas también se utilizan en eventos en los que se sirve un catering, o al menos una copa de bienvenida o de cierre del evento. Son muy típicas en presentaciones de productos, congresos, reuniones de negocios y todo este tipo de acontecimientos.

La altura de este tipo de mesas hace que el producto que muestran se aprecie a la altura casi de la vista del público, es decir, que se lo encuentre sin que apenas tenga que buscarlo ni inclinarse. Por este motivo las mesas altas son muy recurrentes en ferias expositivas y de productos, para acercar los artículos al público de una manera sencilla.

Las mesas altas también se utilizan en exterior, son mesas de exterior muy útiles en terrazas y jardines, siempre y cuando estén hechas de un material resistente a las inclemencias del tiempo. En el caso de terrazas de reducidas dimensiones donde no cabe una mesa principal y las sillas, son el mobiliario perfecto junto a unas cómodas sillas altas o unos taburetes.

Dentro de una vivienda, las mesas altas suelen utilizarse en cocinas pequeñas en las que no cabe una mesa de comedor pero se quiere tener un mueble para al menos desayunar o hacer comidas rápidas. En casa también se utilizan en salones amplios o espacios abiertos en los que barra americana es demasiado, por ejemplo, pero se quiere dar ese toque de bar o de habitación más de ocio y de recreo.

Las mesas altas se utilizan también en muchos ambientes y espacios como mesa auxiliar, cuando la mesa principal no ofrece el espacio o las prestaciones suficientes. Por eso se recurre en ocasiones a la mesa alta como mesa de apoyo para complementar a la principal.

Y por supuesto, no podemos olvidar mencionar la utilidad de las mesas altas de hostelería que encontramos en bares, cafeterías, restaurantes e incluso discotecas. Como decíamos al principio de este artículo, las mesas altas ahorran muchísimo espacio y lo aprovechan en vertical, por eso muchos establecimientos de hostelería recurren a ellas para ganar metros en el local y a la vez seguir ofreciendo una mesa y una silla (o taburete) a los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *