Una Cafetería Americana de los años 50

Las películas han dejado en la mente de todos algunos locales que si bien no son típicos de nuestro país nos resultan muy familiares. Se trata de cafeterías que recuerdan a un  vagón de un tren, con su forma alargada y estrecha en donde podemos colocar un sofá, en las que siempre hay una cafetera llena para ofrecer al recién llegado y es posible comer algún plato típico estadounidense mientras se escucha country o rock en una vieja Junkebox.

Si el local del que dispones para tu negocio tiene una forma que en principio puede resultar poco atractiva, sácale todo el partido y dale el toque retro de una cafetería dónde todo el mundo espera escuchar uno de los primeros discos de Elvis o un viejo himno de Dolly Parton.

Este tipo de locales tienen una característica muy particular, los sofás que se alinean a lo largo de la pared contraria a la barra y en los que es posible sentarse a tomar café, a comer unos huevos revueltos o a disfrutar de un postre tan americano como un pastel de manzana

Una bancada americana que puede combinarse en los colores que mejor representen la imagen del local y que puede ser sencilla o doble, para aprovechar mejor el espacio y poder acoger a más comensales. Las mesas amplias, para que se pueda comer o merendar con comodidad y por supuesto y para que no falte detalle, camareros y camareras pueden ir ataviados con un divertido uniforme de la época para que todo tenga un ambiente muy especial y entrar en el local sea algo así como viajar en el tiempo y en el espacio.

Una carta en la que no falten tortitas, batidos de helado y hamburguesas asegurará una clientela joven y hambrienta con ganas de acudir a un lugar diferente para sus meriendas y cenas.

SOFA AÑOS 50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *