Tipos de copas para hostelería

Tipos de copas para bares o restaurantes

Con el cáliz alargado, el pie corto, con una capacidad de 100 mililitros, de 350 mililitros… la variedad de copas que podemos encontrar en el mercado es muy amplia. Por eso, en el caso de los locales de hostelería es básico conocer las diferentes posibilidades y sus usos para determinar cuáles necesitamos para nuestro negocio. En este post explicamos los diferentes tipos de copas para hostelería, sus características y cuál utilizar para cada bebida. 

¿Cómo colocar las copas en una mesa?

Las copas de una mesa de un restaurante se colocan en la parte superior de los platos tomando como referencia su parte derecha. Irán de mayor a menor tamaño -empezando por la del agua- formando una hilera recta, una diagonal o una curva. Por defecto se suelen colocar la copa de vino tinto y blanco aunque es importante que la cristalería se adapte a cada servicio y comensal. Así, si el cliente no bebe alcohol o se trata de un menor, se le retirarán. Tampoco tiene lógica colocar una copa de champán si no disponemos de ese tipo de bebida en la carta.  

A la hora de servir las bebidas una recomendación básica es no llenar del todo las copas de vino, como mucho por la mitad (lo aconsejable es el ⅓ de la capacidad). Muy importante cuando se recojan o coloquen no agarrarlas por la parte superior sino por la base.

Tipos de copas

Copa de agua

Es la más básica y versátil ya que también se utiliza para servir zumos, cerveza o refrescos. Suele ser de gran tamaño y forma abombada.

Copa de agua - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa de agua

Copa de vino tinto

Lo ideal es que sea ancha, con cavidad abombada para que el vino se mueva y “respire”.

Copa de vino tinto - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa de vino tinto

Copa de vino blanco

Más estrecha que la del vino tinto ya que el blanco se sirve frío y así se evita que se caliente pronto. 

Copa de vino blanco - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa de vino blanco

Copa de vino dulce

Denominada también copa de Jerez. Es aflautada, de tamaño medio o pequeño y con un pie corto. Se usa para tomar los vinos dulces y aquellos que normalmente se sirven como aperitivo, como un fino.

Copa de vino dulce - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa de vino dulce

Copa de vermú

Otra forma de referirse a ella es copa martini. Es triangular ya que tiene más ancha la parte de la boca y se estrecha poco a poco hasta llegar al pie. 

Copa de vermú - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa de vermú (Photo by Pushpak Dsilva on Unsplash)

Copa margarita

Muy similar a la anterior con la diferencia de que tiene una forma ovalada al final del cuerpo. Suelen ser de vidrio ancho para colocar sobre los bordes algún complemento de los cócteles, como azúcar. 

Copa margarita - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa margarita

Copa de licor

Con una capacidad pequeña y pie muy corto. Su diseño y acabado tiene muchas variaciones.

Copa de licor - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa de licor

Copa huracán

Se caracteriza por su cuerpo ondulado que se estrecha en el centro y vuelve a ensancharse en la boca. Se utiliza para servir cócteles. 

Copa huracán - Tipos de copas
Tips de copas: Copa huracán

Copa balón

Denominada también copa brandy o de coñac por usarse para servir este tipo de bebidas. Cuenta con un pie muy corto y una cavidad abombada que se estrecha un poco en la parte superior.

Copa balón - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa balón

Copa de champán

Para los espumosos existen dos formatos diferentes siendo el más recomendable las copas aflautadas (altas y delgadas) porque posibilitan no perder la efervescencia.

Copa de Champán - Tipos de copas
Tipos de copas: Copa de champán

Si tienes un local de hostelería y estás buscando (o quieres renovar) la cristalería antes de mirar opciones es importante analizar previamente cuáles son las necesidades de tu negocio y sus principales servicios. El tipo de cocina, menú y bodega son determinantes en la elección de las copas y vasos. El estilo y tipo de decoración también hay que tenerlo en cuenta para lograr una coherencia visual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *