Suelo vinílico para hostelería

Suelo vinílico para hostelería

¿Sabes qué es el suelo vinílico? Te contamos las ventajas e inconvenientes del suelo de vinilo en los locales de hostelería.


Si estás pensando en cambiar el suelo de tu local de hostelería o en plena obra para abrir el negocio, ¿por qué no optar por el vinilo? El pavimento vinílico (o PVC) es un material derivado del plástico muy versátil. Se trata de un revestimiento resistente y de fácil limpieza, cuestiones imprescindibles en un sector como el de hostelería. En el blog de SillasMesas.es hoy te explicamos las ventajas y desventajas del suelo vinílico y cómo incorporarlo a tu establecimiento.

Ventajas del suelo vinílico

  • Fácil de instalar: se colocan directamente sobre el suelo anterior, lo que evita obras y, por lo tanto, reduce los costes y el tiempo necesario para instalarlo. En caso de suelos porosos sí es necesario aplicar una imprimación. El suelo vinílico se presenta en láminas, rollos o baldosas de diferentes grosores.
  • Versátil y económico: los acabados y colores del vinilo son infinitos, por lo que se adapta a todo tipo de estilos. Pueden imitar materiales como la piedra, la madera o el mármol; estamparse en diferentes dibujos e, incluso, tener un acabado con diversas texturas: rugoso, liso, con relieve, antideslizante… Su precio es mucho más económico que elementos como la piedra o la madera. Además, al imitar otros materiales permite incorporarlos a lugares que, en principio, serían impensables (como madera en el suelo de una cocina).
  • Resistente: el suelo vinílico es resistente a golpes, arañazos, pisadas… Sin embargo, no se da en todos los casos ya que depende del número y tipo de capas (de amortiguación, sustento, patrón impreso, con incrustaciones…). En el caso de los más resistentes son aptos tanto para interior como exterior, como terrazas.
  • Antideslizante: muy útil para evitar caídas en los servicios y/o el paso de los camareros.
  • Fácil limpieza: basta con un paño húmedo o una fregona, algo fundamental en hostelería al tener que hacerlo de forma habitual.
  • Higiénico: es muy difícil que acumule ácaros o bacterias, por lo que es perfecto para alérgicos y asmáticos y evitar que se formen humedades. Gracias a estas características se puede colocar en cocinas o baños.
  • Hidrófugos: es decir, son resistentes al agua, por lo que se adaptan a ambientes donde haya humedad, como un baño.

Desventajas del suelo vinílico

  • Poco resistentes al calor: las fuentes de calor u objetos calientes pueden dañar la superficie. Por eso, se desaconsejan en caso de que la calefacción sea con suelo radiante. Además, si reciben directamente la luz solar acabarán decolorándose y despegándose.
  • Desaconsejable para superficies porosas y/o desniveladas: si la superficie sobre la que se va instalar no es lisa el resultado será inadecuado. En estos casos, como suelo de gres o cemento, habría que aplicar antes una imprimación o masilla para nivelar. Si existen grietas o imperfecciones previas deben “corregirse” para no correr el riesgo de que se aprecien cuando se coloque el suelo vinílico.

A continuación en SillasMesas.es te mostramos algunos ejemplos de cómo incorporar el suelo vinílico a tu negocio de hostelería:

Acabado imitando madera

Los suelos de madera aportan elegancia y un toque natural. Sin embargo, su mantenimiento, durabilidad y precio hacen que no siempre sean lo más recomendable para hostelería. Por eso, emplear suelo vinílico con imitación a madera es una gran solución.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de ximovercher (@ximovercher) el

Crear zonas diferenciadas

Una de las ventajas del suelo vinílico es que su gran versatilidad en acabados, estilos y gustos permite crear de forma fácil zonas y espacios diferentes dentro de un mismo local. Con este pavimento es posible delimitar áreas empleando, por ejemplo, baldosas de diferentes colores y dibujos. Otra opción es colocarlos simulando una alfombra -como en una sala de lectura de un hotel- pero con la ventaja de que su limpieza es mucho más fácil.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de FloorKING (@floorkingg) el

Baños con estilo

Su capacidad hidrófuga permite que los suelos vinílicos se puedan incorporar a los baños, dándole un toque distinguido también a esta estancia básica en un establecimiento hostelero, especialmente en el caso de restaurantes y hoteles.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Elijo Ideas Deco (@elijoideas) el

Terrazas con personalidad

En hostelería disponer de una terraza siempre es sinónimo de un plus para los clientes. Con el suelo vinílico es posible darle un toque personal y exclusivo y combinar el suelo con el resto de mobiliario.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mery (María M.) 💜 (@_bloodymery_) el


Productos relacionados en nuestra Tienda Online