Restaurantes originales en París

Restaurantes con encanto en París

¿Pensando en visitar la Ciudad de la Luz? Descubre estos 7 restaurantes con encanto en París y disfruta la gastronomía parisina de la forma más original.


París es una de las ciudades más visitadas del mundo y no sólo por sus monumentos únicos -como la Catedral de Notre Dame o la Torre Eiffel-, museos como el Louvre o el Pompidou, o barrios bohemios como Montmartre. La gastronomía parisina también merece una mención especial tanto por sus platos típicos como por el tipo de locales que nos podemos encontrar. Y es que en una ciudad única como París la oferta de restaurantes singulares es amplia y para todos los gustos. En el blog de SillasMesas.es hoy viajamos hasta la capital francesa para descubrir algunos de sus restaurantes más originales.

Odyssey


Los apasionados de Star Wars deben incluir a este local en su lista de imprescindibles cuando visiten París. Situado en el Barrio Latino, se trata de una crepería en la que se combina la comida bretona con el mundo galáctico. Tanto la decoración como el sonido ambiente y el menú están relacionados con Han Solo, la princesa Leia o Luke Skywalker.

Le café des chats


Y de fanáticos de Star Wars pasamos a amantes de los animales. En este establecimiento del distrito 11 -con restaurante y salón de té- su principal reclamo y elemento diferenciador son los gatos que viven dentro del. Todos ellos han sido acogidos de protectoras. Para entrar en Le café des chats hay que tener en cuenta unas normas básicas: los felinos andan libremente por todo el local (excepto la cocina) y no pueden ser molestados cuando duermen. Por eso que no te extrañe que un gato se siente justo a tu lado mientras disfrutas de una de sus tartas, croque-monsieur, lasañas o ensaladas; todas ellas elaboradas en el propio local con un estilo casero y artesanal.

Les coup choup Paris


Abierto en 1962 con la idea de ser el restaurante nocturno en el que los artistas, actores y público de los diferentes espectáculos parisinos tuviesen un lugar en el que cenar. Para ello eligieron un edificio único construido en el siglo XVII en el que se conservan elementos originales y en el que las chimeneas comparten protagonismo con la piedra y la madera transportándonos a otras épocas. Los Beatles o los Rolling Stones son algunos de los famosos que han cenado en este ambiente romántico único de Les coup choup Paris. ¿El menú? Ratatouille, atún con sésamo, gravlax de salmón, foie gras o caracoles.

Le Caveau de l’Isle


Otro restaurante de París con el que viajar en el tiempo y un indispensable si buscamos un local rústico ya que se ubica en una antigua bodega abovedada en la que se conserva una chimenea del siglo XVII. Como no podía ser menos la cocina tradicional francesa protagoniza la carta de un local en el que uno puede disfrutar de un caviar con berenjena, ancas de rana fritas, pechuga de pato con salsa de miel o brochetas de cerdo o ternera.

Le jardin del Petit Palace


París es una ciudad tan especial que hasta es posible comer en un jardín de película en un museo único como el de Bellas Artes. Sus tres piscinas están bordeadas de mosaicos, columnas y plantas exóticas, un ambiente de película que se complementa con el silencio habitual del jardín, por lo que es el lugar perfecto para comer con calma o recuperar fuerzas entre visita y visita a la capital de Francia. ¿El menú? Sencillo pero de calidad: ensalada de salmón, tartar de carne, pollo con mostaza o pasta.

Wagon Bleu


Un restaurante parisino con el que viajar en el tiempo… ¡y en tren! El Wagon Bleu se ubica en un vagón auténtico del Orient-Express utilizado desde 1925 a 1957. El local conserva la decoración y distribución original, por lo que entrar en él es sinónimo de trasladarse a los años 50. Su carta está especializada en cocina corsa utilizando productos frescos. Las pizzas hechas en horno de leña es una de sus especialidades. Las comidas y cenas más familiares se combinan con las fiestas nocturnas de los fines de semana.

Auto Passion Café


Y de un tren pasamos al motor y los coches de carreras, protagonistas de Auto Passion cafe. En él la decoración se centra en en los automóviles y la velocidad, compaginando las señales de tráfico con accesorios de vehículos (como asientos) y auténticos coches hasta colgados del techo. Por supuesto, no falta un simulador para poder echar una carrera con los amigos o la familia mientras no llega la comida.