Las 5 claves del mobiliario de estilo Mediterráneo

Mobiliario de estilo mediterraneo

Si estás buscando un ambiente natural y fresco, el mobiliario de estilo mediterráneo es la solución. Muebles cálidos, ambientes confortables y una continua mirada al mar y la tierra son elementos esenciales en este estilo decorativo. Hoy en el blog de SillasMesas.es vamos a repasar las características, rasgos, materiales, colores,… típicos del estilo mediterráneo de decoración para interior y exterior de negocios de hostelería.

La decoración de estilo mediterráneo toma su origen en los países al norte del Mar Mediterráneo (España, Italia o Grecia) donde los colores arena de sus costas y el azul del cielo recuerdan a la luminosidad, el colorido y el estilo rústico. Las casas de estilo mediterráneo son simples, inundadas de luz y color y de decoración relajada y cálida. Las sensaciones que transmiten estos ambientes decorativos son alegría, calidez y naturaleza en todos los muebles, paredes, textiles de estilo mediterráneo. Pero veamos además, que características esenciales son las que describen un auténtico mobiliario mediterráneo.

Colores naturales

Colores del estilo mediterraneo

Colores del estilo mediterraneo

Este estilo decorativo utiliza colores que reflejan la luz natural típica de las zonas mediterráneas: el blanco, el ocre, el aguamarina o el verde oliva son colores de la naturaleza que recuerdan al mar y la tierra. Característicos por su viveza y contrastes, los espacios mediterráneos se inundan de grandes espacios de blanco (en paredes y muebles) combinados con tonos de azules, amarillos, rosas o verdes que dan sensaciones positivas y alegres.

Materiales nobles y naturales

Materiales del estilo mediterraneo

Materiales del estilo mediterraneo

En cuanto a materiales que se utilizan para decorar y fabricar mobiliario de estilo mediterráneo suelen ser elementos nobles y procedentes de la naturaleza como: madera, terracota, azulejos y mosaicos. Muy utilizado también es el hierro forjado que da ese toque rústico en lámparas, espejos, rejas, marcos o patas de muebles. Se suele recubrir las paredes de yeso o piedra para dar calidez y rusticidad a los ambientes de bares y restaurantes decorados bajo el estilo mediterráneo. Como novedad, el mimbre también se está introduciendo en esta inspiración decorativa, en sillas o sillones que aportarán un toque de luz en colores cálidos e inspirados por el mar y la naturaleza.

Inspiración mar y tierra

Inspiración mar y tierra

Inspiración mar y tierra

El mar y la tierra se vuelven la principal fuente de inspiración del mobiliario de estilo mediterráneo. Utilizando colores cálidos, acogedores y que resalten lo mejor de la naturaleza conseguimos espacios donde los clientes se sentirán inspirados y transportados a zonas de mar y costa recordándoles su tiempo de vacaciones. Los suelos suelen ser de materiales duros y fríos construidos con baldosas, losas o mármoles. Los diseños de filigranas o modelos simples de celosía llenan las ventanas y contraventanas típicas mediterráneas (donde hay ausencia de persianas). El mobiliario básico suelen ser piezas fuertes y bajas ya que buscan el aire fresco que circula cerca del suelo.

Luz natural

Luz natural

Luz natural

La luz natural es para el estilo mediterráneo como el oxígeno para los humanos. Se busca continuamente la claridad natural y potenciar al máximo la entrada de la luz del sol en las estancias. Es entonces sencillo pensar que no existen cortinas de tejidos espesos o pesados o que no se coloquen muebles cerca de las ventanas donde se pueda impedir la entrada de la luz natural . La iluminación artificial se llena de diferentes estilos de lámparas como: faroles de forja o de estilo granadinos, lámparas de araña en estilo mediterráneo (más informal), lámparas retro o vintage en tonos claros, ventiladores que recuerdan la inspiración marinera, … Encontrar buenas opciones de iluminación es clave para completar la imagen del bar o restaurante junto con el resto de la decoración.

Textiles rústicos

Estilo mediterraneo con complementos rusticos

Estilo mediterraneo con complementos rusticos

En cuanto a textiles el estilo mediterráneo es muy claro: suelen ser tejidos de lino o algodón ligero con colores lisos o simples diseños bordados como cuadros grandes o rayas anchas. Como hemos comentado antes, la ausencia de grandes elementos decorativos caracteriza al estilo mediterráneo por eso las cortinas suelen ser cortas y sin arrugas. En cuanto a otros elementos decorativos como: cojines, asientos, tapices, manteles o alfombras, se suelen usar tejidos más resistentes como las lonetas, fabricados a mano y, en algunas ocasiones, con bordados de tipo rústico.

Los muebles de un local de estilo mediterráneo son de madera en tonos claros o blancos, aunque también se usan los colores naturales y más oscuros con detalles en hierro forjado. ¿La clave? no cargar los ambientes con muebles, jarrones, estantes, figuras,… que puedan resultar abrumador e, incluso, impedir el paso de la luz natural.

En definitiva, el estilo mediterráneo se define en el uso de materiales puros y naturales (piedra, madera,…) que determinan el estilo de casas propias de la zona mediterránea. El predominio de la luz natural siempre inunda las estancias, por eso los colores típicos serán cálidos o inspirados en el mar y la naturaleza y buscan protegerse del calor con tejidos frescos y ligeros en colores neutros y claros.