Mejores restaurantes vegetarianos de Barcelona

Mejores restaurantes vegetarianos de Barcelona

Si te gusta la comida vegetariana estás de enhorabuena. En SillasMesas hemos reunido los 7 mejores restaurantes vegetarianos de Barcelona ¡Descúbrelos!


¿En busca de un buen restaurante vegetariano en Barcelona? La capital catalana ofrece muchas posibilidades para aquellos que no consumen ni carne ni pescado. Se trata de locales en los que priman los productos cercanos y ecológicos con propuestas que combinan la tradición con la innovación en los fogones. En el blog de SillasMesas realizamos un recorrido por algunos de los mejores restaurantes vegetarianos de Barcelona. Su carta constata que ser “veggie” no tiene por qué ser aburrido y que es posible que hasta los más carnívoros disfruten con su comida y salgan satisfechos.

Nuestro top 7 de mejores restaurantes vegetarianos de Barcelona

Biocenter


Para este restaurante de la calle Pintor Fortuny (cerca de las Ramblas) el vegetarianismo no es una moda a la que apuntarse ya que llevan abiertos desde 1980. Con un local de 250 metros cuadrados, la propuesta de Biocenter combina la parte gastronómica con la cultural y social ya que disponen de un espacio privado que puede alquilarse para clases de cocina, de baile, mercadillos, exposiciones… La oferta de Biocenter se adapta a diferentes momentos del día con platos con nombres tan originales como “estamos empanados”, “me tienes frita” o “del tal palo tal seitán”. Cuentan con una amplia oferta de tartas caseras con opciones veganas, sin gluten o sin azúcar. También con servicio de catering y menú para grupos. La decoración del Biocenter combina las paredes de ladrillo blanco al aire –propias del estilo industrialcon elementos vintage

The green spot


Un local en el que destaca su interiorismo de estilo nórdico  primando el minimalismo, la sobriedad y los materiales naturales como la madera noble. Su carta incluye una propuesta amplia pensada para dejar satisfechas tanto a las personas vegetarianas como a las que no lo son. Albóndigas de remolacha y tofu, pizza negra con maíz asado, calabaza y nueces, coliflor con salsa de tamarindo y menta, burger de espinaca y acelga, platos etíopes o woks asiáticos son algunas de las propuestas del menú. Los martes y jueves por la noche cuenta con actuaciones en directo.

Aguaribay


Un restaurante vegetariano que gusta incluso a los que coman carne con frecuencia y son reticentes a ir a este tipo de locales. Al mediodía ofrecen un menú de platos creativos, nutritivos y diferentes con propuestas como arroz negro deluxe, lasaña verde o pasta rellena artesanal en los que se combina la cocina tradicional con la innovación. Para las noches tienen un catálogo de tapas de diferentes partes del mundo. En Aguaribay utilizan productos naturales, principalmente de origen ecológico y local, incluyendo opciones veganas y aptas para celíacos. Respecto a la decoración destacan las paredes de ladrillo al aire con una decoración austera en la que sobresalen las fotografías. También cuenta con una pequeña zona infantil.

Teresa Carles


Otro de los restaurantes vegetarianos veteranos de Barcelona. El interior destaca por su estilo neoyorquino aplicado de diferentes formas en sus tres salas y una pequeña bodega. Todas tienen en común los techos altos, las paredes de ladrillo visto y las sillas de madera blancas. Como singularidades destacar los mosaicos hidráulicos del suelo que recuerdan a París, los sofás de estilo diner americano o las lámparas de diseño. Sus fogones combinan la cocina de autor (la de Teresa Carles Borràs) con la tradición catalana demostrando que es posible un vegetariano con innovación y platos para todos los públicos y que la comida sana también es sabrosa. ¿El resultado? Mil hojas de berenjenas, arroz negro, canelones de champiñones, carpaccio de calabacín o raviolis bicolor. Dentro de la filosofía del Teresa Carles de ofrecer propuestas saludables y de cercanía cuenta con un punto de venta de productos de su obrador artesano (aceites, mermeladas, vino de la casa…) en el propio restaurante.

L’Hortet


Inició su andadura en 1990 manteniendo durante todo este tiempo la tradición familiar con la ecología, la comida sana, la tradición y la modernidad. Sus diferentes propuestas incluyen menús del día en función de los productos de temporada, buffet o una carta con risotto de boletus, timbal de tofu marinado o wok de tallarines con verduras. Para aquellos que siempre dejan hueco para el postre podrán elegir entre helados veganos, muffin de chia con mango o mousse de chocolate.

Sésamo


En el barrio de Sant Antoni. Un establecimiento especializado en cocina internacional, especialmente la italiana, a la que añaden un toque gourmet. Cuenta con menú degustación y un amplio surtido de tapas. Coliflor con piñones y salsa al pesto, humus de remolacha y zanahorias, quiche… entre sus propuestas. El Sésamo complementa su actividad gastronómica con la cultural y de ocio. Así, periódicamente organiza exposiciones de fotografía y algunas noches ofrecen cócteles tradicionales y de frutas. Su interiorismo destaca por la sencillez, el juego de luces con lámparas individuales en las mesas y los vinilos decorativos en las paredes.

Arco Iris


Situado en la calle Roger de Flor, 216, a cinco minutos de la Sagrada Familia. Un pequeño local de estilo bistró en el que prima el ambiente familiar y los alimentos de proximidad. El Arco Iris es perfecto para aquellos que buscan una cocina casera y sencilla como arroz con champiñones o musaka. En su interior destaca la luminosidad, los suelos con mosaicos y las plantas naturales.