Uso de mamparas y paneles para dividir estancias

Mamparas y paneles para dividir espacios

La distribución interior de un local de hostelería es una cuestión fundamental. De ello dependerá de la luminosidad, la organización de las diferentes zonas, el número de comensales que se pueden atender en cada servicio… Los separadores de ambientes son una opción económica para disponer de diferentes estancias en función de las necesidades de cada momento. En el mercado existen varias opciones para la división interior de los espacios. En el blog SillasMesas hoy nos centramos en las mamparas y paneles.

Ventajas de los separadores de ambientes

Si estás pensando en poner en marcha un establecimiento de restauración o quieres cambiar su distribución interior sin que ello sea sinónimo de grandes reformas ni inversiones los separadores de ambientes son una posible opción. Estos elementos permiten dividir el espacio conservando la luminosidad y dando mayor sensación de ser un sitio diáfano frente a las paredes tradicionales de ladrillo.

Entre sus ventajas figuran:

  • Son económicos: la inversión es más reducida que si hay que levantar muros.
  • No precisan grandes obras: lo que supone menos tiempo y esfuerzos en la reforma.
  • No restan luminosidad: especialmente si optamos por el cristal, estanterías sin fondo o biombos.
  • Ofrecen múltiples soluciones: los hay móviles y fijos en diferentes materiales.
  • Permiten adaptarse a las necesidades de cada momento: esto es muy útil para atender a un número variable de comensales en un restaurante o disponer de un reservado en una cafetería.
  • Existen numerosas posibilidades: biombos, paneles de madera, estructuras colgantes, puertas correderas, paneles translúcidos, tabiques de cristal, mamparas…

Mamparas y paneles para dividir

Las mamparas y paneles son dos opciones para dividir el interior de un local de hostelería.

Entre sus características destacan:

  • Funcionalidad: permiten organizar el espacio sin necesidad de levantar muros de obra.
  • Flexibilidad: los modelos móviles se adaptan a las diferentes condiciones de cada servicio. Esto resulta muy útil en el caso de restaurantes al permitir distribuir el local en función del número de comensales. Para cafeterías, bares o pub posibilita contar con reservados puntuales para ofrecer privacidad a aquellos clientes que así lo demanden.
  • Crean diferentes ambientes: tanto en espacios pequeños como amplios crean ambientes diversos sin restar metros.
Las cortinas también son una buena alternativa a mamparas y paneles para dividir espacios.

Las cortinas también son una buena alternativa a mamparas y paneles para dividir espacios.

Paneles

En el mercado hay opciones múltiples. La principal diferencia radica en si son móviles o fijos.

  • De madera: aportan calidez y privacidad. Perfectos para establecimientos de estilo colonial o japonés. Pueden ser con celosías -ideales para un restaurante de temática árabe-, tallados, formando ventanas…
  • De cristal: el resultado es un ambiente liviano y luminoso. Pueden ser lisos y sin marcos o enmarcados en madera o hierro negro, que casa muy bien con el estilo industrial.
  • Modulares: utilizados más habitualmente en oficinas. Proporcionan privacidad incluso en los establecimientos más pequeños.

Mamparas

Su montaje es sencillo permitiendo cambios rápidos y flexibles. Si en un futuro quieres cambiar la distribución de tu local de restauración el proceso será más sencillo que con paredes de ladrillo.

  • De vidrio o cristal translúcido: permiten dividir el espacio sin restar luminosidad además de aportar elegancia y sensación de amplitud. Pueden utilizarse para separar la cocina del resto del local o crear diferentes ambientes dentro del establecimiento. Además, pueden ser desde el suelo hasta el techo o a media altura.
  • Mixtas: combinan el vidrio o cristal con otros materiales, como madera o aluminio.
  • Ciegas: no dejan el paso de la luz y crean espacios aislados dentro de un mismo local. Normalmente son de madera.
Paneles huecos

Paneles abiertos

Las mamparas y paneles son una solución para dividir un espacio sin tener que realizar grandes obras, ahorrando tiempo y dinero. Su parte funcional se complementa con la estética complementado el estilo del resto del local.