Los materiales más resistentes para las sillas de bar

Los clientes de una cafetería pueden acabar por convertirse casi en parte de una pequeña familia. El dueño del bar a menudo conoce por el nombre a sus visitantes más habituales, se anticipa a sus pedidos porque conoce sus gustos e incluso comparten pequeñas confidencias y comentarios sobre su vida cotidiana.

Pero lo que no puede hacer el dueño del bar es regañar a las personas que acuden a tomar algo si arrastran las sillas, apoyan sus zapatos contra las patas y si una persona con un excesivo peso ocupa un banco que no es adecuado para ella.

Por eso es importante que las sillas, el material que más sufre en un bar o cafetería, estén fabricadas de materiales resistentes y duraderos que no se descalabren ante la primera incidencia.

¿Cuál es la mejor silla?

Independientemente del material escogido para el mobiliario de un local, las sillas deben de presentar un aspecto robusto y contar al menos con refuerzos o trabas laterales que garanticen su solidez.

También es importante que sean resistentes al agua para soportar los lavados que sea necesario darle y los derrames de bebidas que pueda haber por parte de los clientes y personal del negocio. Si la legislación te obliga a ello, tendrás que buscar sillas ignífugas que se adecuen a las normas.

Una forma de evitar que los clientes se muevan demasiado sobre la silla haciendo que esta sufra más de lo necesario, es escogiendo unas sillas ergonómicas que resulten cómodas y acogedoras, como las que puedes encontrar en el catálogo de www.sillasmesas.es. Si la gente está a gusto sobre ellas no estará todo el tiempo intentando acomodarse y moviéndolas.

Pero como no se puede impedir que al menos al sentarse la gente arrastre las sillas, asegúrate de que llevan unos buenos tacos de goma para amortiguar el ruido.

Silla-PHANTOM NEGRASillon-VIVO_232_g_1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *