¿Qué es la licencia de apertura? Consejos y recomendaciones

Consejos para obtener la licencia de apertura

¿Estás pensando en abrir un negocio? Sabrás por tu asesor que necesitas obtener la licencia de apertura para poder comenzar la actividad. Si estás perdiendo la cabeza entre tanto papeleo y trámites y quieres aportar algo de luz al tema, ¡no te preocupes!. En este artículo vamos a contarte qué es, cómo solicitar y consejos para conseguir tu licencia de apertura de forma fácil y sencilla.

Qué es la licencia de apertura

Entre tus trámites y permisos a la hora de abrir tu local, está la licencia de apertura. Un trámite obligatorio que comprueba que tu establecimiento o lugar de trabajo cumplirá con la normativa vigente en cuanto a aspectos técnicos, medioambientales, de sanidad y urbanísticos.

Para poder ejercer tu actividad comercial necesitas que te aprueben la licencia de apertura. Será tu ayuntamiento competente el que se encargue de hacerlo y la documentación que vas a necesitar podrá cambiar según el municipio en el que se encuentre tu bar o restaurante. Pide información sobre la licencia de apertura a tu ayuntamiento.

Tipos de licencia

Empecemos por decir que existen diferentes tipos de licencias según la naturaleza del negocio que se quiera emprender:

  • Licencias para actividades inocuas: son aquellas que no generan molestias o que no generan peligro para la salud o medioambiente. Como los comercios de productos no perecederos ni peligrosos, o servicios de atención al público.
  • Licencias para actividades nocivas o clasificadas: son aquellas que pueden generar molestias o peligros para la salud o el medioambiente, como por ejemplo, aquellas que emitan ruidos, vibraciones, gases, polvo,…

Tengo que hacer obra en mi local, ¿necesito otro permiso?

Reformas de permiso de obraReformas que necesitan permiso de obra

¿Tu local necesita una reforma o construirlo desde cero? en ese caso tendrás que solicitar (además) un permiso de obra. Es la licencia o permiso urbanístico que debes solicitar a la administración local antes de comenzar cualquier tipo de obra o construcción. Como cualquier trámite oficial, debes solicitarlo para construir de acuerdo a la normativa vigente y abonar las tasas correspondientes.

Es necesario garantizar la seguridad de los individuos y el cumplimiento de la normativa urbanística en el transcurso de la obra, ya sea mayor o menor. El permiso de obra se diferencia si es para obra mayor o para obra menor: las primeras modifican o amplían la estructura de la edificación, y las segundas es para pequeñas reparaciones o cambios de menor cuantía económica.

Diferencias entre licencia de apertura y licencia de actividad

Pero volvamos a la licencia de apertura, habrás oído hablar sobre la licencia de actividad. ¿Realmente son lo mismo? ¿Debo tener ambas? Pues te lo explicamos ahora: comúnmente se utilizan las dos terminologías, pero en realidad son conceptos diferentes. Veamos la diferencia entre ambos.

La licencia de actividad es la que te habilita para poder realizar la actividad en tu local. Esto dependerá de la naturaleza de la actividad y de que el local sea adecuado en dimensiones, potencia o maquinaria para dicha actividad. Para conseguir esta licencia, debes presentar un proyecto de actividad que demuestre que se cumple la normativa vigente.

Interior de un bar

Interior de un bar

Por otro lado, la licencia de apertura es la que te habilita para poder empezar la actividad en ese local. Aquí se incluyen obras, modificaciones y reformas realizadas para acondicionar el lugar a la actividad que se va a comenzar. Se garantiza que se cumplen todos los requisitos para comenzar a trabajar.

Cuánto cuesta una licencia de apertura

Esta es una cuestión que puede variar y va a depender del ayuntamiento y del proyecto técnico a presentar para obtener la licencia. El proyecto deberá estar elaborado y certificado por un técnico acreditado para ello, y en cuanto a las tasas, va a depender de cada municipio. Pide información en tu ayuntamiento correspondiente.

Exterior de un bar

Exterior de un bar

Teniendo todo esto en cuenta, podemos decir que una licencia de apertura suele estar, de media, en estos baremos de precio:

  • Para una actividad inocua: serían 500 euros de proyecto y 400 de tasas
  • Para una actividad clasificada: sería 1.200 euros de proyecto y 1.000 euros de tasas

Cómo solicitar la licencia de apertura

¿Sigues queriendo abrir tu negocio? Aunque parezca complicado, ya estás a un paso de obtener tu licencia de apertura. Es el momento de seguir los pasos para solicitarla y remitir toda la documentación que has ido preparando.

  • Proyecto técnico: encarga a un estudio de aparejadores o arquitectos la redacción de tu proyecto de negocio, en él se asegura que se cumplen las condiciones y medidas de acondicionamiento adecuadas para iniciar tu actividad.
  • Certificación del proyecto: el proyecto necesitará el sello del Colegio Oficial correspondiente para que sea válido.
  • Pago de tasas: los trámites conllevan unas tasas a pagar tanto en el proyecto como en el ayuntamiento local que corresponda.
  • Solicitud de licencia: una vez hechos los pasos anteriores, habrá que presentar una solicitud de licencia de apertura en el ayuntamiento y una Declaración de Responsabilidad firmada por el representante de la empresa.

Plazos para la solicitud

En esta etapa te recomendamos que tengas paciencia, la aprobación de la licencia de apertura puede tardar meses o, en el peor de los casos, años. Esto dependerá de la complejidad de la actividad, los riesgos que suponga y la velocidad con la que resuelva expedientes el organismo pertinente.

Si tienes claro que cumples con todos los requisitos, puedes comenzar tu actividad comercial sin tener la licencia basándote en el llamado silencio administrativo, o el efecto que tiene el transcurso de un plazo para resolver un procedimiento administrativo. Para la mayoría de los negocios, con la Declaración de Responsabilidad es suficiente para comenzar la actividad.

Trabajando en un bar cafeteríaTrabajando en un bar cafetería

Hay otros casos como aquellos que supongan una actividad artesanal, artística o profesional que se puede desarrollar en un domicilio particular. En ese caso, no es obligatorio obtener esta licencia. Deben ser actividades que no tengan relación directa con el público, en las que no se venda ningún producto o servicio y, por supuesto, que no molesten ni sean un riesgo para el entorno.

Esperamos haberte aclarado un poco la información sobre la licencia de apertura para que puedas afrontar los permisos y trámites con más rapidez de lo habitual. Y recuerda, si te ha gustado este artículo, compártelo.