Hoteles con encanto de España

Hoteles con encanto en España

Calidad, detalle y lujo: descubre estos 8 hoteles con encanto en España y disfruta de tu estancia mimando hasta el último detalle.


Dormir en un antiguo palacio, un convento o una casa señorial con siglos de historia. Estas son algunas de las posibilidades de los hoteles con encanto, unos establecimientos hosteleros en los que prima la exclusividad, los detalles personales y el lujo. La tranquilidad es otra de las señas de identidad de estos hoteles ya que normalmente cuentan con pocas habitaciones para poder ofrecer una mayor intimidad. En el blog de SillasMesas.es hoy te descubrimos hoteles con encanto de España perfectos para aquellos que buscan un alojamiento personal y de calidad.

Convento del Giraldo (Cuenca)


Situado en un lugar singular, justo en la Plaza Mayor, en un antiguo convento del siglo XVII del que se conservan elementos originales, como una fuente medieval y un aljibe. Dispone de 34 habitaciones (algunas con doseles en las camas) en las que se combina la modernidad con elementos medievales y artesonados. La habitación doble deluxe se ubica en un antiguo palomar decorada con un estilo único.

Corral del Rey (Sevilla)


Una casa palacio única en la que se fusiona modernidad con los elementos originales del edificio, del siglo XVII. La restauración se ha realizado con gran exquisitez posibilitando un hotel boutique exclusivo. Algunas de las habitaciones cuentan con piscina privada. Entrar en el Corral del Rey es sinónimo de glamour y lujo aderezado con el ambiente de otra época que impregnan las columnas de mármol, los suelos de piedra de Tarifa o las telas naturales de cojines y cortinas.

Pazo de Altamira (Santiago de Compostela)


Ocupa un antiguo palacio medieval al lado de la Praza de Abastos de Santiago y a solo cinco minutos de la Catedral. Esta ubicación permite disfrutar desde sus habitaciones de unas vistas privilegiadas del casco histórico de la ciudad. En su interior se ha introducido el estilo nórdico para complementarlo con la madera, la piedra y el blanco de los balcones y galerías típicas de algunas zonas de Galicia.

Hospedería Santo Domingo (Pedraza, Segovia)


Un lugar sinónimo de relax y desconexión en la villa medieval de Pedraza. Este establecimiento se emplaza en una casona con más de tres siglos de antigüedad de la que se conservan sus vigas de madera y muros de piedra. Cuenta con un jardín desde el que se puede ver el acueducto medieval o la Sierra de Guadarrama. Un hotel en el que se demuestra que lo rústico no está reñido con las comodidades y servicios del siglo XXI.

El refugio de cristal (Hontanar, Toledo)


Un establecimiento indicado para aquellos que busquen desconexión real en medio de la naturaleza. Se trata de un ecohotel bioclimático y sostenible (utiliza energía solar térmica y biomasa) con solo seis habitaciones. Para su construcción se realizó un estudio geobiológico y se apostó por una gran fachada de cristal para romper con los límites entre interior-exterior y buscar una fusión real con la naturaleza. La sencillez del interior se complementa con piezas de diseño contemporáneo.

Hotel Palacio Torre de Ruesga (Cantabria)


Desde Toledo nos vamos hasta el Valle de Ruesga, en Cantabria, a un palacio del siglo XVII al que se le han incorporado todo tipo de comodidades -como spa con jacuzzi y sauna y piscina exterior- para garantizar el descanso y la relajación. Además de las habitaciones (algunas de ellas con jacuzzi privado) cuenta con bungalows pensados para los clientes que viajan en familia con niños pequeños.

Hotel Etxegana (Bizkaia)


Emplazado en el Parque Natural de Gorbeia alojarse en el Hotel Etxegana es viajar en el tiempo para disfrutar del silencio y la tranquilidad. Este establecimiento combina el estilo provenzal francés con el colonial y victoriano logrando una atmósfera única que invita a la calma. Dispone de restaurante y circuito de spa y masajes.

Hotel Arai (Barcelona)


Situado en pleno centro de Barcelona, en el Barrio Gótico, en un antiguo palacio del XVIII en el que se conserva su singularidad y en el que se exhiben piezas de la colección privada de la Fundación Clos y objetos localizados en el propio edificio durante la rehabilitación. En sus 31 habitaciones, su salón de reuniones, su terraza, sauna o piscina los elementos y muebles originales se han reconvertido dándoles un nuevo uso y un carácter exclusivo al hotel. Así, podemos encontrarnos baldosas hidráulicas del siglo XIX reconvertidas en cabeceros, vigas que ahora son mesas o armarios cuyas puertas fueron en su día parte de un balcón.

Y tú, ¿ya has decidido en qué hotel con encanto de España te vas a alojar? Si buscas algo exclusivo e íntimo este tipo de establecimiento es perfecto.