Gastromercados en España: fusión de gastronomía, ocio y turismo

Gastromercados en España

Desde sabores clásicos hasta los más vanguardistas. Descubre 10 gastromercados en España que causan furor entre los paladares más sibaritas.


Los mercados de abastos han dejado de ser lugares donde únicamente se venden productos alimentarios. Con el objetivo de revitalizar estos espacios, enganchar a una clientela más variada y darles nuevos usos estos lugares se han reconvertido en gastromercados en los que cultura, turismo, ocio y gastronomía conviven a partes iguales. En el blog SillasMesas nos vamos de viaje para descubrir algunos de los mejores gastromercados de España.

San Miguel, Madrid


Situado junto a la Plaza Mayor madrileña, el edificio del mercado de San Miguel -con una estructura de hierro, madera y cristal y construido en 1916- es ya de por sí un atractivo turístico calificado como Bien de Interés Cultural. La rehabilitación en 2009 sirvió para darle un nuevo impulso compatibilizando los puestos de venta con la posibilidad de saborear todo tipo de tapas y actividades complementarias como catas de vinos, de vermú o talleres de cocina.

Mercado de Abastos, Santiago


Localizado en la zona histórica de Santiago es una visita obligada tanto por aquellos consumidores que buscan productos de calidad como los turistas y peregrinos que quieren conocer un lugar único en el que degustar una buena comida gallega (es el segundo emplazamiento de la ciudad más visitado, por detrás de la Catedral). Su historia y antigüedad -data de 1873- no le ha impedido actualizarse y modernizarse conservando lo realmente importante: los productos de proximidad, frescos y de calidad. Además de venta a través de internet y servicio a domicilio la plaza de abastos compostelana dispone de “personal shopper” que te asesora sobre los puestos del mercado y realiza tus compras en función de las preferencias de cada cliente.

La Boquería, Barcelona


Ubicado en medio de Las Ramblas en un edificio que data de 1836 (en su origen no estaba cubierto). Cuenta con más de 200 paradas entre las que se puede encontrar todo tipo de productos de la comunidad, otras zonas de España y también cocina griega o asiática. Además, la compra se puede hacer on line. La actividad frenética de La Boquería -se calcula que por ella pasan cada día hasta 50.000 personas, entre las que hay muchos turistas- se complementa con un aula en la que se imparten talleres y cursos.

Mercado de La Ribera (Bilbao)


Sus 10.000 metros cuadrados lo convierten en el más grande de Europa. En él conviven la tradición y la calidad con la innovación; los clientes “de toda la vida” con los “foodies”, cocineros de renombre y turistas. Fue construido en 1929 con un estilo art decó que se conservó en la reforma de 2012. En sus puestos podemos encontrar todo tipo de carnes, pescados, verduras, setas, especias, conservas artesanas… Además hay varios gastrobares en los que tomarse un buen vino o caña acompañados de queso o embutidos.

Mercado de Triana, Sevilla


Construido en 1823 y renovado en 1992 y 2001 tiene 4.000 metros cuadrados entre los que podemos encontrar todo tipo de carnes, pescados, mariscos, conservas, comidas preparadas…  También dispone de tienda on line y servicio a domicilio. Dentro de los servicios poco habituales de un mercado de abastos está un teatro con una programación estable. Además organiza conciertos, exposiciones y talleres de cocina.

Mercado de la Victoria, Córdoba


Continuamos este recorrido por mercados gastronómicos yendo hasta el de la Victoria, en Córdoba. En sus puestos se ofrece comida andaluza y española y también internacional (de Argentina, Marruecos o Japón). Con el objetivo de ir más allá del aspecto gastronómico en este mercado gourmet también se organizan talleres infantiles de idiomas, conciertos de música en directo (tiene cuatro terrazas) o presentaciones de libros.

Mercado de La Merced (Málaga)


Un mercado gourmet que no sigue los cánones clásicos ubicado cerca del Museo Picasso. En él prima lo cosmopolita y artístico con presencia de artículos de artesanía, diseño y reciclaje. Y todo sin olvidarse de que es un mercado y, por lo tanto, la parte culinaria es fundamental. Así, en La Merced uno puede tomarse un buen “pescaito frito”, tortilla o croquetas o decantarse por algo más internacional con propuestas de Italia, Japón o Brasil. Cuenta con opciones para vegetarianos.

Mercado de San Agustín (Toledo)


En este caso se ubica en un edificio moderno construido en 2014 y en el que la vanguardia se fusiona con la historia. Cuenta con cinco plantas organizadas alrededor de un gran jardín vertical decorado con plantas. En ellas se ofrecen desde productos tradicionales (jamón ibérico, escabeches, quesos…) hasta cervezas artesanales, un restaurante que mezcla la cocina japonesa con la peruana o zona de “show cooking”. En el quinto piso se ubica una terraza con unas vistas espectaculares y una instalación artística.

Mercado Colón (Valencia)


Tech Partys, ferias de artesanía o zocos de decoración. Estas propuestas son algunas de las actividades organizadas por el Mercado Colón, un espacio en un edificio modernista de 1916 declarado Monumento Nacional. En él se combina la posibilidad de comprar productos de calidad (muchos de ellos de la huerta valenciana) con degustarlos in situ o llevarlos ya preparados para tu casa. Para reforzar la idea de ser mucho más que una plaza de abastos también se organizan conciertos, catas de vinos o talleres infantiles de cocina.

Estación Gourmet (Valladolid)


Situado en unos antiguos almacenes del tren -cerca de la estación actual- en él priman los puestos de comida con restaurantes vinotecas o cervecerías frente a la venta de alimentos. Una de sus novedades es el talonario-degustación que, por 13 euros, permite probar siete especialidades a elegir entre el menú de los establecimientos de la Estación. Entre los servicios de este mercado gourmet señalar una ludoteca en la que los niños pueden jugar mientras sus familias disfrutan de la oferta gastronómica. Entre sus actividades para fomentar la cultura “foodie” figuran degustaciones, presentaciones de libros o catas.