Consejos para diseñar y decorar fachadas de restaurantes

consejos de decoración de fachadas de restaurantes originales

¿Sabes cómo decorar la fachada de tu restaurante? Descubre estas fachadas de restaurantes para inspirarte y qué debes tener en cuenta para su decoración.


Las primeras impresiones son fundamentales y más en hostelería. Por eso la fachada de un restaurante o cafetería es una cuestión básica para captar clientela. En SillasMesas analizamos los elementos a tener en cuenta a la hora de diseñar la fachada de un restaurante. Independientemente del estilo y del tipo de especialidad culinaria debe captar la atención de los viandantes para despertar el interés de posibles clientes.

Elementos a tener en cuenta para diseñar fachadas de restaurantes

  • Información: sobre el tipo de establecimiento, especialidades gastronómicas y nivel del mismo. Puede hacerse a través de carteles, rótulos, toldos… tanto del nombre del local como alguna de sus especialidades.
  • Captar el interés: en una zona con mucha oferta diferenciarse de la competencia es fundamental y eso empieza antes de que los clientes entren en nuestro local. Por eso optar por una fachada original nos ayudará a conectar con potenciales usuarios y despertar su interés.
  • Coherencia: el estilo y decoración de la fachada debe ir en consonancia tanto con el interior como con el tipo de comida. Así, por ejemplo, no tendría mucho sentido que un local cuente con una fachada de estilo moderno y su mobiliario sea de diseño rústico. Ofrecería una información errónea, especialmente a aquellas personas que visitan por primera vez al establecimiento.
  • Armonía con el entorno: hay que adaptarse a las normas de construcción vigentes así como el paisaje (en el caso de estar en un entorno rural). En algunos casos se busca un efecto sorpresa y se opta conscientemente por un estilo rompedor que destaque en el ambiente.
  • Limpieza: parece una obviedad pero muchas veces nos centramos en la limpieza del interior y descuidamos la del exterior. La fachada de un local requiere de un mantenimiento periódico que incluye tanto la limpieza de puertas y ventanas como renovación de la pintura, plantas en mal estado o restauración de maderas deterioradas.

Consejos para decorar la fachada de un restaurante

Cartelería

La máxima de “menos es más” debe tenerse muy presente a la hora de elegir la cartelería de un restaurante. Colocar muchos rótulos, carteles o toldos transmite saturación. Si optamos por pizarras en las que informar del menú mejor limitarse a dos o tres especialidades. Recuerda que la publicidad cuenta con una legislación específica y que un cartel con el nombre de un restaurante no solo cumple una función informativa sino también decorativa.

Materiales y colores

Debe haber una armonía entre los distintos elementos tanto del exterior como del interior. El color es primordial ya que la información que recibe el consumidor procede hasta en un 90% de él. Así,muchas veces los colores se asocian directamente con el tipo de público al que queremos dirigirnos:

  • El negro en combinación con el dorado (en pequeñas dosis) se asocia con el lujo y la elegancia.
  • El amarillo es perfecto si queremos conectar con un público joven y dinámico.
  • Colores como el blanco y el azul confieren un estilo clásico, perfecto para un restaurante de comida tradicional.
  • El verde se asocia a lo natural y, por lo tanto, casa muy bien con un establecimiento especializado en comida vegetariana.

Iluminación

Un aspecto fundamental en hostelería y que no siempre se tiene en consideración por creer que es suficiente con la instalación interior. Para elegir la que más se adapta a nuestro local debemos tener en cuenta su emplazamiento; si es una zona de paso de vehículos y ofrecemos cena lo aconsejable es que la iluminación sea acentuada para llamar la atención de las personas que pasen en vehículo. Por el contrario, si somos un restaurante con cocina de autor y que “se vende” como un lugar íntimo y tranquilo la iluminación será discreta y con luces direccionales hacia elementos concretos, como la carta o el rótulo con el nombre.

inspiración para decorar la fachada de un restaurante

Puertas y ventanas

Su tamaño y elementos textiles también irá en consonancia con el tipo de establecimiento. Así, si está orientado a una clientela que busca intimidad mejor colocar cortinas/estores para que no los vean desde la calle.

Originalidad

Aún teniendo en cuenta las premisas anteriores nunca debe faltar un toque creativo y original para diferenciarse de la competencia y captar la atención.

Ejemplos de fachadas

Estilo bohemio parisino


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de A Parisian Moment (@aparisianmoment) el


Esta fachada de un restaurante parisino combina los azulejos pintados en tono pastel con una puerta giratoria de madera rústica que se integra en la decoración. Para remarcar el estilo bohemio se han colocado unas sillas y mesas clásicas en tonos grises. 

Originalidad a base de “saturación”


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Marzola Parrilla Argentina (@marzola_parrilla) el


En este restaurante colombiano han optado por una fachada realmente original con una miscelánea de relojes de pared, faroles, espejos y carteles antiguos. El resultado es una fachada única que llama la atención de todos los viandantes.

Elementos naturales


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Arqassociadas (@arqassociadas) el


Para conseguir una fachada elegante apostar por la sencillez siempre funciona. En estos casos se optó por plantas naturales para complementar paredes de ladrillo al aire u hormigón.

Fachada “transparente”


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Arquiteta Ananda Pacífico (@arquitetaanandapacifico) el


En determinados ambientes la fachada “inexistente” en la que se deja percibir el interior es un efecto buscado y estudiado. Este tipo de construcción se adapta tanto a un restaurante de comida oriental como a uno con una propuesta más innovadora.

Fachadas efímeras


En este caso del restaurante Rayen de Madrid se optó por una fachada provisional para su inauguración. Para ello se colocó un foco encima de la puerta jugando con los efectos de la luz y el color. El resultado de esta intervención efímera consiguió captar la atención de los viandantes, tanto de los interesados en buscar un lugar para comer como los que paseaban por la calle.