¿Cuál es el equipamiento necesario para abrir un restaurante?

equipamiento basico sala restaurante

Equipo básico para montar un restaurante

¿Estás pensando en abrir tu propio local de hostelería? Antes de afrontar este reto es importante conocer el equipamiento básico para montar un restaurante, lo que te permitirá comenzar una andadura que puede ser exitosa si realizas una planificación adecuada y tienes en cuenta todos los pequeños y grandes detalles necesarios a la hora de gestionar un restaurante. Desde SillasMesas te explicamos todos los detalles.

En primer lugar es fundamental definir un plan de negocio en el que especifiques por escrito el estilo de restaurante que quieres abrir, así como una estimación aproximada de la inversión a la que puedes hacer frente. De esta forma, a la hora de invertir en el equipamiento del restaurante podrás priorizar aquellas necesidades más relevantes y gestionar los recursos de forma más eficiente.

Abrir un restaurante puede resultar costoso y, en este sentido, además del local, el personal y las licencias, el equipamiento es uno de los principales gastos https://www.sillasmesas.es/blog/gastos-restaurante-bar/ en un local de hostelería. De esta forma, tener un plan de negocio te dará la oportunidad de definir de forma más eficiente las necesidades de tu restaurante.

Equipo básico de cocina para un restaurante

Equipamiento básico para una cocina

Una cocina profesional ofrece todo tipo de posibilidades. De esta forma, existe una amplia variedad de equipamiento que puede incluirse en función del estilo de restaurante, su tamaño, el personal… Por ello, antes de lanzarnos a comprar el equipo de cocina de un restaurante debemos asegurarnos de que hemos diseñado el plan de negocio de forma realista y eficiente. Una vez definido esto, algunos de los materiales básicos para una cocina profesional son los siguientes:

  • Cocina de gas de cuatro fuegos. Para abrir un restaurante debemos contar con, al menos, una cocina completa de estas características para realizar las cocciones y preparaciones de forma profesional. Las texturas y modos de preparación que ofrece este tipo de cocina no son comparables a las vitrocerámicas caseras o a cualquier otro sistema de cocción que podemos encontrar en el hogar.
  • Horno. Un horno es una pieza clave en gran parte de los restaurantes. En este sentido, el mercado ofrece una amplia variedad de hornos profesionales que ofrecen distintas prestaciones: un error frecuente es elegir un modelo que no se ajusta a nuestras necesidades, lo que genera una inversión demasiado alta para el uso real que se aplica o, por contra, una inversión demasiada baja en un modelo que no alcanza a cubrir las necesidades diarias de una partida en un restaurante profesional.
  • Plancha. Una plancha es, probablemente, otro de los elementos básicos presentes en una cocina profesional. En este sentido, además, es muy recurrente en recetas y elaboraciones propias de la cocina mediterránea.
  • Cámara frigorífica. Un restaurante debe contar con, al menos, una cámara frigorífica que permita mantener los productos en buen estado de conservación. Además de esta cámara será importante contar con neveras profesionales que aíslen completamente los productos de posibles contactos con el exterior. Debemos tener en cuenta que, al contrario que en un contexto doméstico, una cocina profesional se abre y cierra con mucha frecuencia y, así, necesita ofrecer unas garantías básicas de hermetismo y calidad
  • Área de lavado. En una cocina profesional se utilizan una gran cantidad de utensilios y materiales, al tiempo que se genera una gran cantidad de residuos. De esta forma, resulta fundamental contar con un área de lavado equipada con una zona para fregar platos y otros utensilios y, posiblemente, un lavavajillas.
  • Mesas de cocina profesional. Las encimeras y mesados presentes en una cocina profesional no pueden ser escogidas al azar. Este tipo de mesas, generalmente de acero inoxidable, garantizar un área de preparación de alimentos adecuada, higiénica y de fácil limpieza.

 

 

Además de este equipamiento, resulta imprescindible contar con una zona de almacén para los pedidos, encimeras, estantes para la conservación de productos no refrigerados y todos aquellos elementos necesarios que se ajusten al estilo de local definido en el plan de negocio.

cocinero salteando verduras

Equipamiento de sala para un restaurante

Un restaurante suele dividirse, de forma general, en dos áreas: cocina y sala. A la hora de elegir el equipamiento básico para montar un restaurante debemos conocer la capacidad de nuestro restaurante y definir una zona de sala adecuada para situar las mesas de los comensales.

Muchos restaurantes incluyen, además, una barra para servir bebidas, recoger pedidos o realizar cobros. Por lo general suele integrarse en el área de servicio y depende, también, del estilo de negocio que se haya planteado.

Los materiales que necesitaremos en sala, más allá de las mesas y sillas, suelen ser los siguientes:

  • Cubertería
  • Mantelería
  • Menús
  • Neveras de refrigeración especial para vinos, en caso de servirlos
  • Talonario de comandas para tomar nota de los pedidos
  • Diseño interior, ambientación e hilo musical

Finalmente, además del equipamiento básico de cocina y sala es imprescindible contar con algún sistema definido para tomar las comandas y realizar los pedidos de bebidas y alimentos. En el primer caso, existen opciones tanto analógicas como digitales aunque en la actualidad son cada vez más recurrentes los sistemas electrónicos para registrar los pedidos y comandas. En el caso de pedidos y control de “stock” es fundamental contar con algún software de gestión para gestionar el inventario así como contactar con los distintos proveedores.