Diferencia entre licencia de pub y licencia de cafetería

Difrenencias entre licencia de pub y licencia de cafetería

¿Licencia de apertura, de obra, estudio de acondicionamiento acústico? Poner en marcha un local de hostelería es sinónimo de burocracia y trámites para cumplir con la normativa vigente para evitar problemas y/o sanciones. Por eso es fundamental saber cuáles son los pasos necesarios y los requisitos de cada negocio ya que no es lo mismo abrir un bar que un restaurante. En el blog de SillasMesas hoy nos centramos en las diferencias entre una licencia de pub y una de cafetería.

Cuestiones previas a abrir un local de hostelería

Si estás pensando en abrir un negocio de hostelería y dudas entre una cafetería o un pub es importante saber cuáles son los requisitos de cada uno de ellos para determinar el que se ajusta más a tu local, si es factible o no cumplir la legislación y cuál es potencialmente más rentable. En ambos casos es aconsejable un plan de negocio en el que se incluya la inversión, se determinen los clientes potenciales y el tipo de establecimiento que se quiere abrir. Lo recomendable es analizar la competencia para establecer nuestra estrategia y elementos diferenciadores. Respecto a los requisitos entran en juego ordenanzas municipales y autonómicas en las que suele haber cuestiones comunes.

Licencia de cafetería

Una cafetería es un establecimiento de restauración en el que se sirven cafés, infusiones, bebidas, helados… que se complementan con tapas y bocadillos que pueden ser elaborados en un lugar externo o en la plancha del propio local. A diferencia del restaurante no cuenta con comedor.

Entre los requisitos para abrir una cafetería figuran:

  • Salida de humos.
  • Licencia de obra: fundamental en el caso de obras o reformas.
  • Licencia de actividad: es un documento personal e intransferible por lo que si el establecimiento cambia de propietario hay que tramitar una nueva licencia. En caso de cierre prolongado (lo habitual es a partir de seis meses) también hay que renovarla.
  • Licencia de apertura: es la acreditación de que un local determinado cumple las condiciones sanitarias, de habitabilidad y uso adecuados para servir comidas y bebidas sin causar molestias a terceros.
  • Certificado de compatibilidad urbanística: el plan de urbanismo de cada ayuntamiento determina en qué zonas se pueden abrir nuevas cafeterías.
  • Accesibilidad: el mínimo exigible es rampa de acceso desde el exterior y baño adaptado.

Licencia de pub

Los pubs son locales de hostelería cerrados y cubiertos cuya actividad principal es la venta de bebidas complementada con la ambientación musical, que puede ser o no con actuaciones en directo.

Pub

Entre los requisitos para abrir un pub figuran:

  • Acondicionamiento acústico: una insonorización adecuada es fundamental para evitar ruidos y molestias a los vecinos y edificios colindantes. Es uno de los requisitos para obtener la licencia de apertura.
  • Certificado de compatibilidad acústica: un pub no se puede abrir en cualquier local o construir en todo tipo de terreno. El plan de urbanismo municipal establece las zonas donde está permitido hacerlo. Para ello se tienen en cuenta cuestiones como tipo de servicios cercanos -hospitales, colegios, residencias de mayores- o número de locales de restauración ya abiertos. En caso de superar unos límites se pueden establecer “zonas saturadas”.
  • Licencia de obra.
  • Licencia de actividad.
  • Licencia de apertura.
  • Plan de emergencias: para saber cómo actuar en caso de incendio, evacuación de heridos, avalanchas…

Diferencias entre abrir un pub y una cafetería

Las diferencias entre las licencias para un pub o una cafetería radican en las propias características de cada uno de estos locales.

  • La actividad de un pub se desarrolla exclusivamente en el interior del local mientras que la cafetería pueden contar con una zona exterior, como una terraza o un cenador.
  • En una cafetería existe la opción de elaborar tapas o bocadillos en una plancha para servir a los clientes. En el caso de pubs es posible ofrecer algún alimento (bocadillos o similares) pero deberán comprarse a terceros ya que la legislación no permite prepararlos en el propio establecimiento.
  • Mayor insonorización: en una cafetería puede haber o no hilo musical mientras que en un pub la ambientación musical es una de sus marcas diferenciadoras. Por eso es imprescindible una buena insonorización para evitar molestias al exterior y, al mismo tiempo, conseguir una homogeneidad sonora para escuchar bien la música en todo el local.
  • Horarios: dependen de cada comunidad aunque como norma general las cafeterías pueden abrir de 6:00 a 1:30 o 2:00 mientras que los pubs hasta las 3:00 o 3:30.
  • Acceso a menores: en los pubs está prohibido el acceso a menores de 16 años. En algunos casos se fija como excepción la asistencia a conciertos siempre que sea acompañados de una persona adulta.

Tanto en el caso de pubs como cafetería deben disponer de hojas de reclamaciones al servicio de los clientes.