Diferencia entre licencia de bar y licencia de restaurante

Diferencias entre licencia de bar y licencia de restaurante

La puesta en marcha de un local de hostelería requiere de unos trámites previos para que todo esté en orden y evitar problemas a posteriori e, incluso, sanciones. Esta parte burocrática puede convertirse en algo farragoso, especialmente si no se tiene claro cuáles son los pasos a seguir y las especificaciones de cada tipo de establecimiento. En el blog de SillasMesas.es hoy analizamos las diferencias entre licencia de bar y de restaurante.

Las licencias de los locales de hostelería determinan el tipo de producto que se puede vender en él, sus dimensiones, espacio mínimo dedicado a la cocina… Los requisitos de cada una dependen de las ordenanzas municipales de cada Ayuntamiento, por lo que será en esta institución donde deberás consultar todos los detalles. Sin embargo, existen una serie de cuestiones genéricas.

Licencia de bar

Un bar es un establecimiento en el que se sirven bebidas, tapas, bocadillos fríos y calientes. Respecto a la cocina no hay una norma general; en algunos casos se establece que no pueden disponer de ella con la excepción de una plancha eléctrica y microondas y que, en caso de ofrecer comidas o cenas, tendrá que ser por medio de un servicio externo de catering. En otros sí se admite cocina para prestar un servicio de mesa. En todo caso, la carta ofrecida será como menú del día.

Bar

Las licencias de bar necesitan cumplir una serie de requisitos

Entre los requisitos para abrir un bar figuran:

  • Certificado de compatibilidad urbanística: un bar no se puede ubicar en cualquier local/terreno. En función del planeamiento urbanístico de cada municipio se determinará si se adapta a la clasificación del suelo y si es posible abrir un nuevo bar (hay ciudades que han declarado “zonas saturadas”).
  • Proyecto/licencia de obras: imprescindible si es un bar de nueva apertura o se van a realizar reformas.
  • Salida de humos.
  • Accesibilidad: como mínimo rampa de acceso y baño adaptado. Los locales antiguos no suelen cumplirlo pero en los de nueva apertura es imprescindible.
  • Buena insonorización: para evitar molestias de ruidos entre los vecinos.
  • Licencia de actividad: es la que habilita para poder ejercer la actividad como bar en un local determinado. Hay que demostrar que se cumple la normativa a través de un proyecto de actividad.
  • Licencia apertura (u ambiental).
  • Autorización sanitaria: la concede la comunidad autónoma previa certificación de cumplir con los requisitos.
  • Placa identificativa.
  • Disponer de hojas de reclamación.

Dentro del apartado genérico de bar existen varias subcategorías, como tablaos flamencos, cantinas, cervecerías…

Licencia de restaurante

Un restaurante es un establecimiento hostelero destinado al consumo de comidas y bebidas y que cuenta con un comedor independiente y una cocina acondicionada para prestar el servicio. Se clasifican en las categorías de uno, dos, tres, cuatro y cinco tenedores.

Restaurante

Los restaurantes también tienen sus requisitos propios.

Entre los requisitos para abrir un restaurante figuran:

  • Aislamiento acústico.
  • Accesibilidad: al igual que en el bar debe contar con rampa y baño adaptado.
  • Extracción humos: debe salir al exterior por la zona de la cubierta para evitar patios o zonas comunes de viviendas.
  • Comedor independiente.
  • Cocina acondicionada: en función de la carta que se ofrezca contará con fogones, freidora, plancha, hornos, microondas, paelleros…
  • Certificado de compatibilidad urbanística: deberá cumplir con las normas del plan urbanístico donde se localice.
  • Proyecto técnico.
  • Licencia de obra: tanto si es de nueva apertura como si va a reformar un local que ya funcionaba con anterioridad como restaurante.
  • Licencia de actividad: similar al del bar pero con las especificaciones del restaurante, como el tipo de cocina o salida de humos.
  • Licencia de apertura: imprescindible para poder poner el local en marcha.
  • Autorización sanitaria.
  • Placa identificativa: deberá estar en un lugar bien visible y constar la categoría del restaurante.

Tanto en el caso de los bares como de los restaurantes deberán contar con un seguro de responsabilidad social y tener en un lugar visible la lista de precios y productos.

Diferencias entre licencia de bar y de restaurante

La principal diferencia entre un bar y un restaurante es que este último debe contar con un comedor independiente. Además, en el caso de los restaurantes siempre se incluye el servicio de mesas, algo que es opcional en los bares. Relacionado con esto en el bar siempre hay barra, mientras que en los restaurantes no tiene por que ser así.

En función de la legislación de cada lugar el horario de apertura también puede variar entre estos dos tipos de establecimientos hosteleros.
Photo by Shangyou Shi on Unsplash