Decoración de restaurantes pequeños: trucos y consejos

Decoración de restaurantes pequeños

Los restaurantes pequeños cuentan con la ventaja de que son más acogedores, ofrecen una mayor intimidad y un trato más personalizado. Sin embargo la limitación de espacio puede suponer un problema a la hora de elegir mobiliario y decoración. Para no acabar con un local sobrecargado e incómodo -tanto para la clientela como el personal- es importante organizar bien cada rincón y planificar el espacio de forma global. En el blog de SillasMesas te ofrecemos consejos e ideas de decoración de restaurantes pequeños: mobiliario, iluminación, accesorios… ¡Toma nota!

Ideas de decoración para restaurantes pequeños

Consejos para decorar un restaurante pequeño

Para amueblar y decorar un restaurante pequeño hay que cumplir la máxima de que es necesaria una planificación conjunta del espacio. Para ello es imprescindible estudiar al detalle el local (metros cuadrados, ubicación de ventanas, puertas y baños, horas de luz natural…) para determinar su organización, especialmente del comedor. 

  • Elementos estructurales: columnas, paredes o techos cumplen también una función decorativa. Es el caso, por ejemplo, de paredes con ladrillo vista (típico del estilo industrial). 
  • Mobiliario: los muebles hechos a medida permiten adaptarnos a las singularidades de cada establecimiento, como presencia de columnas. Su gran ventaja es que se ajustan a cualquier espacio aunque suelen ser más caros. Las mesas cuadradas son más recomendables que las redondas ya que permiten pegarse a la pared o unir varias para adaptarse a un grupo de varios comensales. Respecto a las sillas mejor que sean sin brazos y apilables u optar por taburetes. Una alternativa para ganar espacio son los bancos. En todos los casos lo recomendable es que los muebles sean de maderas claras o, directamente, pintados de blanco.
  • Minimalismo: un estilo decorativo que casa muy bien para un restaurante pequeño ya que se consigue un ambiente sobrio poco recargado.
  • Iluminación: otra cuestión básica cuando hablamos de restaurantes pequeños. La primera norma a tener en cuenta es aprovechar al máximo la luz natural. Por eso hay que evitar las cortinas muy gruesas e, incluso, prescindir de ellas. Priorizar las luces y lámparas de techo frente a las de pie para no desaprovechar espacio. 
  • Espejos: un elemento decorativo que debe primar frente a otras opciones ya que dan amplitud y luminosidad. Recomendable colocarlos frente a ventanas. 
  • Piezas decorativas: en consonancia con el minimalismo su presencia debe limitarse lo máximo posible para no saturar el ambiente. Mejor piezas de gran tamaño y solo una en cada mueble. Lo mismo para cuadros: grandes y uno por estancia. 

Consejos para decorar un restaurante pequeño

Elige los colores adecuados para decorar un restaurante pequeño

Independientemente del estilo elegido la elección de la paleta de colores es básica ya que en función de ella se puede conseguir una sensación de mayor amplitud

  • La primera regla es la del 60-30-10 que consiste en emplear un color dominante para el 60% del espacio (paredes y techos, por ejemplo), un 30% para el secundario (mesas, sillas, puertas, ventanas…) y un 10% como focal para que destaque sobre los otros (normalmente se usa para la decoración de la mesa, cojines, jarrones…). Limitándonos sólo a tres colores lograremos una mayor luminosidad y coherencia visual.
  • Colores recomendables: los tonos claros son una apuesta segura para dar luminosidad y amplitud a un espacio. Hay muchas opciones:
    • Blanco: un básico que nunca falla. El resultado final para que no semeje “muy hospital” es crear contrastes con los colores de muebles, textiles, cuadros… 
    • Blanco roto: recomendable si buscamos un estilo rústico, envejecido o vintage
    • Crema: similar al blanco pero con un poco más de intensidad.
    • Beige: aporta sofisticación, elegancia y calidez.
    • Gris: recomendable para locales con un estilo sobrio. Un tono que da luminosidad (lógicamente no puede ser un gris oscuro) y, al mismo tiempo, sobriedad.
    • Rosa y azul: si preferimos introducir un poco más de color el rosa y azul claros son dos posibles opciones. 
  • Trucos: los elementos que vayan en una misma pared mejor pintarlos del mismo color para que se mimeticen. Es el caso de radiadores o enchufes. Otro truco para que un espacio parezca más alto es pintar el techo de un tono más claro que el resto de las paredes.

Ideas de decoración de restaurantes pequeños

Elementos con varias funcionalidades

En espacios pequeños los elementos con doble funcionalidad son básicos. En este caso los bancos de las mesas sirven también como tabique para separar espacios.  

Mesas en diagonal

El tipo de mesa y su distribución es fundamental para aprovechar y optimizar el espacio. Las mesas cuadradas colocadas en diagonal son lo más recomendado. 

Intimidad y ambiente único 

Las dimensiones de este restaurante limitan su comedor a cuatro mesas. Esta circunstancia, en vez de ser una desventaja, lo convierte en un lugar único que ofrece una intimidad y un ambiente exclusivo.