Decoración de restaurantes japoneses y chinos ¡Dale un look asiático en tu local!

Decoración restaurantes asiáticos

Descubre las claves para la decoración de restaurantes japoneses y chinos. No te pierdas los consejos para darle un estilo asiático en tu local.

El estilo oriental es un concepto amplio que abarca tendencias decorativas de países como Japón, China o Tailandia. En ellos existe una serie de características comunes como el uso de elementos naturales, lámparas de papel y mesas bajas. En el blog de SillasMesas analizamos las claves del estilo japonés y chino y cómo aplicarlo en hostelería.

Claves en la decoración de un restaurante japonés

Decoración restaurantes japoneses

A continuación te damos los puntos claves para la decoración de un restaurante estilo japonés.

El estilo decorativo japonés se caracteriza por:

  • Minimalismo y sobriedad: prima la sencillez, la funcionalidad y el orden extremo. Con ello se buscan ambientes que transmitan tranquilidad e inviten al relax.
  • Naturaleza: es su principal fuente de inspiración tanto para los materiales empleados como para los pocos elementos decorativos que se empleen. Bambú, mimbre, papel de arroz, rattán, lino o algodón son posibles opciones. 
  • Colores: la base debe ser en tonos claros y neutros -como blanco, beige o marrón claro- a los que se les puede dar un poco de vitalidad con verdes y azules.
  • Elementos estructurales/decorativos: en un estilo en el que prima la funcionalidad destacan las puertas correderas -muy útiles en los casos de locales de tamaño reducido– y los shojis, unos biombos de papel que también se pueden incorporar a la hostelería para disponer de comedores de diferentes tamaños y adaptarse a grupos de varios tamaños.
  • Muebles: mucho más bajos que los empleados en la cultura occidental. Respecto al mobiliario existen varias piezas características de la cultura nipona como los tatamis (sustitutos de sillas y sofás) y futones (una especie de colchones que en hostelería podemos usar en reservados para tomar el té). Si queremos mantener el espíritu japonés auténtico las mesas deberán ser más bajas que las medidas estándar de occidente y, consecuentemente, las sillas serán sustituidas por pufs, cojines o el propio suelo. 
  • Decoración: los elementos decorativos serán escasos para no sobrecargar el ambiente y primar la sobriedad. Se pueden incorporar jarrones de flores o bambú, quemadores de incienso, velas, bonsáis… Para las lámparas optar por las de origami en tonos claros para dar luminosidad al ambiente. También es importante que la vajilla incluya tazas de porcelana, fuentes de madera, cuencos de madera, palillos…

Ejemplos de decoración de restaurantes japoneses

Sato y Tanaka (Barcelona)


Su aforo es muy limitado (15 personas) para ofrecer una comida de calidad en el que el minimalismo se lleva a tal extremo que no hay mesas (la comida se sirve en dos barras). Sus nigiris y sushi, preparados delante del cliente, transportan al comensal hasta el Japón más auténtico.

Yen (Londres)


Un restaurante japonés con un planteamiento totalmente dispar al anterior ya que sus grandes dimensiones son una de sus señas de identidad. Tiene una capacidad para 109 comensales, estancias muy altas y una estructura de madera en techos y paredes que simulan bosque de bambús.  

Sto Globo Sushi Room (Madrid)


Su interior dispone de diferentes ambientes en los que se incluyen materiales del siglo pasado, paredes con ladrillo vista, lámparas gigantes en forma de bola o bancos corridos con cojines. Este local es la demostración de que un restaurante japonés no tiene por qué limitarse a una decoración clásica sin perder la esencia.

Claves en la decoración de un restaurante chino

Decoración restaurantes chinos

La decoración de un restaurante chino tiene una serie de características que no debemos perder de vista.

El estilo decorativo chino es más recargado que el japonés (especialmente por los colores empleados).

  • Colores: predominan los tonos tierra, el rojo, naranja, dorado y marrón combinados con el negro, beige, amarillo o blanco.
  • Material: la madera será el predominante. La haya es la más habitual por su gran resistencia.
  • Mobiliario: los armarios típicos chinos pueden incorporarse a un local de hostelería para guardar la vajilla y/o mantelería. Respecto a las mesas una opción es combinar las de grandes dimensiones (para ocho o diez comensales) con las individuales. Si queremos conservar el auténtico espíritu chino nada mejor que habilitar una zona con mesas bajas (con pufs o cojines).
  • Iluminación: prima la luz natural combinada con velas y lámparas (principalmente de papel y formas redondas).
  • Motivos: los florales y los geométricos son los más habituales. Se pueden elegir para la mantelería, en cortinas, cuadros, lámparas…
  • Decoración: dragones, caligrafía china o paisajes para los cuadros, budas, jarrones, teteras de porcelana…
  • Feng shui: la organización del espacio, muebles y elementos decorativos debe tener en cuenta esta técnica para crear un espacio armonioso que transmita calma. Además, mejor usar luz natural, incorporar plantas naturales y algún elemento con agua, como una pequeña fuente o estanque.

Ejemplos de decoración de restaurantes chinos

El buda feliz (Madrid)


Abrió sus puerta en 1974 y, desde entonces, no ha dejado de innovar y sorprender. En él la carta se inspira en la comida callejera china con recetas de abuela para demostrar que la comida china es mucho más que arroz tres delicias o rollitos de primavera. Tradición y vanguardia también se conjugan en la decoración, inspirada en la ciudad de Shangri-La. Las cristaleras de gran tamaño y los farolillos dan una gran luminosidad en un ambiente con mucho color, plantas y en el que los chefs cocinan a la vista de los clientes. 

Río Azul (Barcelona)


Un local de grandes dimensiones (200 metros cuadrados) en el que se pueden pedir platos poco comunes en los restaurantes chinos de España -su especialidad es la cocina cantonesa- como el abalón (una especie de ostras). El interior conserva el estilo chino típico sin grandes pretensiones.

David’s (Melbourne)


La constatación de que un restaurante chino puede conservar su esencia fusionándose con otros estilos decorativos, como el industrial. En él se combinan los muebles antiguos con las mesas y sillas blancas de diseño, menaje de porcelana con nenúfares, el hormigón pulido con las lámparas de papel… ¿El resultado? Un local exclusivo lleno de luz que transmite calma y, al mismo tiempo, energía.

Si estamos pensando en abrir un negocio de hostelería o darle un nuevo aire al que ya tenemos en marcha el estilo oriental es una buena opción. Eso sí, antes de empezar a comprar muebles sin más estudia y planifica el espacio para que el estilo y decoración se ajuste al tipo de negocio.