Decoración de un restaurante rústico: elementos claves y ejemplos

Decoración de un restaurante rústico

La decoración juega un papel fundamental en el éxito de un restaurante. Si buscamos un ambiente cálido, que nos transporte a la naturaleza y asociemos con la comida casera y de calidad, el estilo rústico es una opción perfecta. En el blog de Sillasmesas.es hoy te explicamos cómo decorar tu restaurante con estilo rústico.

Imprescindibles en un restaurante de estilo rústico

El rústico es un estilo asociado a la naturaleza y el campo con ambientes en los que priman los materiales naturales y elementos que evocan al pasado. No se trata de un estilo con normas estrictas ya que depende de cada zona geográfica y, además, se puede combinar fácilmente con otros estilos, como el industrial o el vintage. Entre las características habituales señalar:

  • Madera: es uno de los principales materiales del estilo rústico, preferiblemente al natural para que se puedan apreciar las vetas y/o con aspecto desgastado. Se utiliza tanto en elementos estructurales, como vigas del techo que quedan al descubierto, como en el mobiliario, decoración e, incluso, menaje.
  • Piedra: otro elemento esencial en un restaurante de estilo rústico. Lo ideal es que alguna de las paredes sea con piedra a la vista en la zona del comedor. Otra posibilidad son paredes encaladas que simulan a las antiguas o con azulejos.
  • Materiales orgánicos: además de la madera o la piedra podemos emplear el barro y fibras como el algodón, el lino,la lana o la rafia para los elementos decorativos y textiles.
  • Colores: deben recordar a los de naturaleza y, por eso, priman los tonos marrones, beiges, verdes, teja… evitando la paleta de los más estridentes como rojo o rosa. Como muchas veces el mobiliario y los elementos estructurales ya tienen de por sí suficiente peso, se puede optar por los tonos blancos o crudos para paredes y techos.
  • Tipo de mobiliario: preferiblemente antiguos (o que lo imiten), de madera natural y que parezcan hechos a mano.
  • Elementos decorativos: aperos de labranza, piezas de vajillas antiguas, baúles, máquinas de coser, cámaras de fotos… cualquier antigüedad es válida para decorar un restaurante de estilo rústico.

Ejemplos de restaurantes rústicos

Protagonismo de la madera

En este restaurante la madera natural es la gran protagonista tanto en las vigas del techo como en los muebles cuya disposición recuerda a una casa de campo.

Sencillez y vinilos

En este caso se ha optado por un vinilo para decorar la pared simulando leña almacenada como es habitual en muchas casas de campo.

Mesas rústicas

El hierro más propio de los ambientes industriales se combina con textiles en un espacio en el que las protagonistas son las mesas rústicas de madera.

Troncos reconvertidos

En este local han incorporado el toque rústico optando por unas originales mesas hechas con troncos junto a una barra en piedra y lámparas en el techo que simulan ser las ramas de un árbol.

Antigüedades

Las antigüedades son siempre un acierto para un local de hostelería de estilo rústico. En este caso, además, muchas de ellas están relacionadas con la cocina y la gastronomía.

Baños en piedra

Los baños no pueden quedar al margen de la decoración para mantener la coherencia visual en todo el establecimiento. La piedra y las piletas de bronce protagonizan este.

Recuerdos de una casa de labranza

El estilo rústico tiene muchas reinterpretaciones aunque su origen se asocia a las casas tradicionales de campo, espíritu que se ha mantenido en este local.

En definitiva, la decoración de un restaurante con estilo rústico es sinónimo de calidez y personalidad propia con el que conseguirás que tus clientes disfruten de su visita más allá de la propuesta gastronómica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *