Cómo decorar un bar pequeño

decoración temática de bares pequeños

¿Quieres sacar el máximo partido a cada centímetro de tu bar? No te pierdas nuestros consejos de decoración de bares pequeños en SillasMesas.es


Los propietarios de bares pequeños deben optimizar al máximo el espacio para conseguir dar un buen servicio y que el negocio sea rentable. Por eso en este tipo de establecimiento tanto la selección del mobiliario como la decoración tiene que ser muy planificada. Hoy te explicamos las claves para decorar un bar pequeño.

Consejos de decoración de bares pequeños

Estilo

La elección de los elementos decorativos debe ir en consonancia con el estilo y ambiente del resto del local para lograr una coherencia visual. Por eso antes de empezar a comprar o colocar piezas sin más estudia cuál es el espacio real disponible para elementos decorativos, limita las zonas y decántate por objetos que casen con el estilo del local.

Elementos estructurales como decoración

Cuando el espacio es muy reducido hay que maximizar. Por eso una solución perfecta es que los elementos estructurales sean también decorativos. Esto se utiliza mucho en el estilo industrial en el que las paredes con ladrillo vista, las vigas del techo o las columnas forman parte de la decoración. En el caso de los bares en los que la barra juega un papel central ¿por qué no convertirla también en un elemento decorativo?

decoración de bares pequeños con diversos colores

Menos es más

Recargar los espacios los empequeñece aún más. Llenar las paredes de cuadros o las estanterías de botellas vacías transmite saturación. Independientemente del estilo del bar optar por el minimalismo decorativo es la mejor alternativa.

Luz natural

Si vas a realizar obras en tu establecimiento o está en construcción opta por ventanales grandes para compensar la falta de espacio ya que la luz natural aporta mayor sensación de amplitud.

Iluminación artificial

También influye en la percepción de las dimensiones. Las luces del techo proporcionan más sensación de altura. Deben descartarse las lámparas de pie para no desaprovechar ese espacio.

decoración de bares pequeños iluminación

Líneas sencillas

Para cortinas, cojines y todo tipo de textiles.

Espejos

A la hora de decidir cómo vestir las paredes lo más recomendable son espejos ya que ayudan a dar espaciosidad, especialmente si se colocan frente a ventanas.

Elementos naturales

Las plantas aportan un toque fresco y luminosidad.

Colores para decorar un bar pequeño

El color es un elemento fundamental en cualquier establecimiento de hostelería. En el caso de bares pequeños su importancia se magnifica para jugar con los volúmenes y perspectivas ya que en función de las tonalidades empleadas el efecto de amplitud será mayor o menor.

“Engañar” a la vista

Para conseguir que un local parezca más alto de lo que realmente es hay que pintar el techo de un color más claro que el usado en las paredes. Para que semeje más cuadrado un truco es que la pared del fondo sea de una tonalidad cálida.

decoración de bares pequeños de forma original
decoración de bares pequeños de forma alegre

Usar dos o tres colores

Al igual que en los elementos decorativos menos es más. Utilizar muchos colores transmite una mayor sensación de caos y desorden. La regla del 60-30-10 es más que aconsejable pero no solo para la paleta de colores de paredes y techos sino para todo el interior del negocio. ¿En qué consiste esta regla? En usar un color base en el 60% del espacio (lo más habitual en paredes), un 30% como secundario (en mesas, alfombras, la barra…) y solo un 10% como color focal, es decir, el que más destaque respecto a los dos anteriores y que se aplicará en complementos (cojines, pufs, jarrones, cuadros…).

Decoración moderna de bares pequeños

¿Qué colores escoger?

Sin duda los tonos claros, como por ejemplo:

  • El blanco es el primer recurso. Con él se consigue luminosidad y agrandar los espacios. Para que el efecto no sea “muy hospital” es importante combinarlo con algo de color más intenso en el mobiliario, los textiles, plantas o decoración.
  • Blanco roto: perfecto para locales de estilo vintage o rústicos.
  • Beige: aporta calidez y elegancia.
  • Crema: sus efectos son similares al blanco y tiene “más vida” que el beige.
  • Gris: si es claro también se consigue el efecto de agrandar las estancias. Perfecto para establecimiento de estilo nórdico ya que es sobrio y, al mismo tiempo, luminoso.
  • Rosa palo: transmite relajación, sobre todo si se combina con blancos. Si se intercala con verde da sensación de frescura.
  • Azul claro: un color frío que en sus tonalidades más claras también se puede aplicar en las paredes de un bar pequeño para darle frescor. En este caso mejor que el techo sea de un color diferente.

Como ves, cuando se trata de la decoración de bares pequeños, es cuestión de planificación y organización. Estudia cómo es tu negocio, cuál es tu potencial clientela y las particularidades del espacio para quitarle el mayor rendimiento y posibilidades sin caer en la saturación.