¿Cuánto debe facturar un bar para que sea rentable?

cuanto debe facturar un bar

Poner en marcha un bar requiere de planificación, dedicación y tiempo. En esta entrada te contamos cuánto debe facturar un bar para ser rentable. Atento.


Calcular cuáles serán los gastos fijos, el pago a proveedores o la previsión de ventas es básico para que el negocio resulte rentable. Desde SillasMesas detallamos las cuestiones fundamentales a tener en cuenta para que un bar no acabe en números rojos. 

Determinar la facturación de un bar es una cuestión que empieza mucho antes de abrir la persiana. Antes de abrir un bar u otro tipo de establecimiento de hostelería es básico realizar un plan de negocio. En él se recogerá la idea de local, qué productos ofrecerá, estilo, público objetivo, análisis de la competencia, inversión inicial necesaria, cómo conseguir la financiación, plazo de retorno de beneficios…

Abrir un bar no es sinónimo de ganar dinero desde el primer día. El plazo de amortización depende de la inversión inicial y esta, a su vez, de si fueron necesarias reformas, lo que encarece el proyecto. Así, desde la apertura hasta que se empiece a ganar dinero pueden transcurrir entre 3 y 7 años. 

Cuánto debe ganar un bar para ser rentable

La gestión de las cuentas debe hacerse de forma minuciosa para maximizar la facturación de nuestro establecimiento.

Flujo de facturación 

Para calcular la rentabilidad de un bar y la facturación necesaria para que salgan las cuentas hay que tener en cuenta una serie de variables. Que un local ingrese x cantidad al mes no es sinónimo de que sea viable ya que se deben descontar una serie de gastos fijos. Por eso, la rentabilidad se establece por porcentajes ya que las cifras globales dependerán de cada negocio. Los criterios medios son los siguientes:

  • Proveedores: el suministro de materias primas debe rondar sobre el 25% de la facturación total.
  • Personal: entre el 25 y 30% de los ingresos. 
  • Suministros y servicios: incluyen la electricidad, agua, calefacción, wifi, gestoría… Oscilan entre el 15 y 20 por ciento.
  • Alquiler: para que sea rentable no debe superar el 10% de las ganancias. De nada vale tener unos ingresos medios al mes de 5.000 euros si el alquiler es de 2.500.
  • Margen de beneficio: sería lo que realmente se gana tras descontar todos los aspectos anteriores. Entre un 10 y un 15%. Este porcentaje será mayor (si se mantiene la facturación media) a medida que transcurran los años y se amortiza la inversión inicial. 
Establecer precios para que un bar sea rentable

Los precios son clave para garantizar la rentabilidad de un bar y un volumen de facturación adecuado.

Claves para mejorar la rentabilidad de un bar

Además de tener claro cuáles son los gastos fijos, en proveedores y personal hay otra serie de cuestiones que contribuyen a mejorar la rentabilidad de un bar. 

Fijar bien los precios

Para determinar los precios no debemos fijarnos en los de la competencia. Esas cifras pueden valer como referencia pero cada negocio tiene que establecer sus propios precios en base a su estructura y particularidades. 

Tener poco stock

Al abrir un nuevo bar es lógico hacer un pedido grande para arrancar el negocio. Sin embargo, a medida que se va perfilando cuáles son los productos con más salida hay que ajustar los pedidos a proveedores para no tener stock inmovilizado en el almacén.

Una mayor rotación es sinónimo de una mayor rentabilidad. Por eso no debemos caer en el error de tener un poco de todo “por si acaso” y priorizar los productos que se consumen. 

Darle importancia a la gestión

La función principal de un hostelero es dar un buen servicio, ofrecer productos de calidad y atender a las demandas de sus clientes. Sin embargo, para que un local funcione no puede dejar en un segundo plano una cuestión fundamental: la gestión.

Tener claro cuál es la estructura de costes, lo que se ingresa (y posibles variaciones en el año) y los gastos fijos es básico para la rentabilidad y viabilidad de un bar. Por eso periódicamente hay que revisar cada uno de estos aspectos para determinar si es posible incrementar las ventas o, en caso de pérdidas, estudiar medidas a implementar para revertir la situación.

Por supuesto, la profesionalidad del servicio, así como una decoración cuidada y exclusiva, también son clave para que un bar funcione y sea rentable.
En conclusión, aplicando los porcentajes estimados al inicio de este artículo y conociendo cuales son tus principales costes, ya puedes aventurarte a calcular cuánto debe facturar un bar para que resulte rentable. ¡Coge la calculadora y sal de dudas!