Cristalería para bar o restaurante ¿cómo elegir tus vasos?

Copas de vino esenciales en la cristalería de un bar

¿Sabes qué vasos y copas elegir para un local de hostelería? Te contamos cómo elegir la cristalería para bar o restaurante de forma adecuada.


La presentación de una mesa en un negocio de hostelería no es una cuestión menor. La mantelería, decoración, vajilla y cristalería también influyen en la experiencia y satisfacción de los clientes. Tanto en bares como restaurantes el tipo, estilo y forma de vasos y copas deben adaptarse al estilo del negocio y combinar la parte funcional con la estética. En el blog de SillasMesas hoy nos centramos en la cristalería para hostelería. ¡Descubre las diferentes opciones disponibles para hostelería y consejos básicos para prolongar su vida útil!

Consejos para manipulación cristalería

  • Lavavajillas: colocarlos boca abajo y sin que se toquen. Usar agua tibia y detergentes suaves. Si tienen detalles metalizados o es cristal muy fino habrá que lavarlos a mano. Tras el lavado no los uses inmediatamente ya que los cambios de temperatura pueden dañarlos.
  • Secado: al aire y si quedan restos de agua con un paño de microfibra. Nunca guardarlos a medio sacar porque puede aparecer moho.
  • Carritos específicos: para transportarlos para poner/recoger mesas o cuando los sacamos del lavavajillas.
  • Manipulación: tanto en el caso de vasos como de copas nunca deben cogerse por la parte superior. Los vasos deben agarrarse por la base o zona central y las copas por el tallo. Esto evita roturas y es más higiénico.

Consejos para almacenamiento

  • Mueble: las vitrinas cerradas son la mejor opción para evitar que entre polvo. Además, como la parte frontal es de cristal esto permite localizar la cristalería más fácilmente.
  • Apilar: evita colocar los vasos unos encima de los otros ya que el roce provoca grietas. En caso de ser apilables que no sean más de 2-3 juntos. Además hay que dejar al menos medio centímetro entre piezas. Las copas no deben apilarse nunca.
  • Colocar alfombrillas o forro: evitan roturas y permiten la circulación de aire.
  • Coloca los vasos y copas por tipología: si evitas mezclar cristalería diferente ganarás en rapidez y eficiencia en los servicios. Las copas más altas mejor al fondo para poder sacarlas por encima de las demás.
  • ¿De pie o boca abajo? Depende de donde las coloquemos. Si tenemos colgadores específicos para copas se colocan boca abajo, lo que permite que estén ventiladas. Si se guardan apoyadas recomendable que sea de pie para que “respiren”.

Tipos de cristalería para bar o restaurante

La tipología de vasos y copas para hostelería es muy amplia. Es importante conocer las diferentes opciones para, en función de las necesidades de nuestro local, el tipo de servicio y clientes elegir las que más se adaptan.

Copas de vino

Existe mucha variedad siendo la principal diferencia si su uso es para vino tinto o blanco. Las de vino tinto son anchas para dejarlo respirar. Las copas de vino blanco son más pequeñas y estrechas, con el cuello largo para que el vino no pierda la temperatura. A la hora de servir nunca hay que llenarlas.

Copas de vino esenciales en la cristalería de un bar

Copas de vino esenciales en la cristalería de un bar o restaurante.

Copa de agua

Ligeramente abombadas, por lo que se denomina copa globo. Es muy versátil, por lo que nunca puede faltar entre la cristalería para bar o restaurante. Puede usarse para el vino, cerveza o refrescos.

Copas de champán

La clásica es de boca ancha y poco alta aunque en la actualidad la de uso más generalizado es la copa flauta (estrecha y alargada). Esta última mantiene mejor las burbujas. Similar a ella es la copa tulipán.

Copa de balón

De forma redondeada, más ancha en la parte inferior. Para brandys, gin tonics y bebidas que se toman a temperatura ambiente.

Copa de balón, esencial en la cristalería de un restaurante o bar

Copa de balón

Copas de cóctel

La margarita (tallo alto) y la “martini” (cuello muy delgado) son las más populares.

Copa de Jerez

De tamaño medio y pie corto. Para vinos como el Jerez, Finos, Oporto…

Copa hurricane

Para cócteles tropicales, helados o batidos. Es alargada estrechándose en la parte central para volver a ensancharse en la superior.

Vaso largo

Imprescindibles en bares y pubs ya que en ellos se sirven combinados que habitualmente llevan hielo. Son altos y estrechos. Su capacidad media es de 300 ml. Otros términos para referirse a ellos son “highball” o “tumbler”.

Vaso collins

Largo y con el culo grueso. Su capacidad puede llegar a los 400 ml. Para refrescos, zumos, combinados…

Vaso rock glass

También denominado “old fashioned”. Es un vaso corto, ancho y pesado usado para servir whisky, coñacs o bebidas alcohólicas sin combinados. Su diseño es variable aunque tienen siempre en común su resistencia.

Vaso rock glass para servir whisky en bares y restaurantes

Vaso rock glass

Vaso o copa toddy

Utilizado para presentar bebidas calientes o batidos. Es ancho, generalmente de cristal fuerte y con asa. Tradicionalmente se usaba para el café irlandés.

Copa toddy que podemos encontrar en la cristalería de bares y restaurantes

Copa toddy

Vaso de chupito

Se les llama “cup” o “short”. Su estilo, forma y tamaño es variable aunque el más común tiene una capacidad de 45 ml y es más groso en la base.

Jarra de cerveza

De cristal fuerte y con asa, lo que permite que la cerveza no se caliente. Su capacidad va de los 350 a los 500 ml.

Jarra de cerveza de cristal

Jarra de cerveza de cristal

Vaso de cerveza

El más habitual es el pilsen, más estrecho en la base y que se ensancha hasta la boca.