¿Cómo traspasar un bar u otro local de hostelería? Lo que debes saber

Cómo traspasar un bar o similar

El traspaso (o cesión) de un local de hostelería puede ser una oportunidad de negocio (o un quebradero de cabeza). Por eso es importante tener claro cuáles son los pasos necesarios, los trámites ante la administración o la legislación aplicable. En el blog de SillasMesas nos centramos en cómo traspasar un bar u otro local de hostelería. No te pierdas estos detalles y consejos. ¡Toma nota!

Claves en el traspaso de un negocio de hostelería

  • ¿Qué es un traspaso en hostelería? Es el acuerdo (a través de un documento) mediante el cual el inquilino de un local (cedente) cede a un tercero (cesionario) los derechos y obligaciones de un determinado local por un contrato de arrendamiento previo. Para ello será necesario el consentimiento del arrendador en caso de que el contrato de arrendamiento sea anterior al 1 de enero de 1995 o que en el mismo se exija dicha autorización.
  • ¿Qué se cede? El derecho a ejercer una determinada actividad en un local (en propiedad o alquilado) a cambio de una suma de dinero que, normalmente se abona mensualmente.
  • ¿Qué incluye el acuerdo? Los traspasos en hostelería incluyen la licencia de actividad pero también la cesión del mobiliario y equipamiento del que disponga el establecimiento, como mesas y sillas, electrodomésticos, cocina industrial en caso de tenerla…Los suministros básicos, como agua y luz, también se suelen incluir. La relación de bienes cedidos deben aparecer reflejados en la copia del contrato. Hay que tener en cuenta que a veces un traspaso incluye activos intangibles más difícil de tasar, como los clientes habituales o la marca.
  • Contrato escrito: es la clave en una cesión. En él quedan reflejados las condiciones del acuerdo: tiempo, bienes incluidos, compensaciones económicas en caso de incumplir lo acordado, etc.
  • Tiempo de cesión: no se deben fijar plazos muy cortos, especialmente si son necesarias reformas, para amortizar la inversión. El plazo mínimo de permanencia es de un año.

Consejos si vamos a asumir un traspaso

  • Información fiscal: si el cedente asegura que el negocio es rentable la forma de comprobarlo es teniendo acceso a su contabilidad. Se puede dar el caso de que el precio del traspaso sea desajustado a lo que, realmente, son los ingresos habituales. 
  • Titularidad: comprobar que el titular de la licencia de actividad coincide con el del contrato de arrendamiento.
  • Licencias: cotejar que la licencia de actividad se corresponda a lo que realmente se dedica el establecimiento. 
  • Comprobar que no tiene deudas: las deudas pendientes y los expedientes abiertos (por ejemplo, por exceso de ruido) pueden llegar a tener que ser asumidas por el nuevo gerente. Por eso hay que comprobar si está al día en el pago a proveedores, impuestos, Seguridad Social de los trabajadores, sanciones…
  • Contrato de responsabilidades: tanto cediente como cesionario tienen una serie de derechos y obligaciones. Para evitar incumplimientos lo aconsejable es firmar un contrato de responsabilidades en el que se fijen pagos económicos en caso de que alguna de las partes incumpla lo acordado. 

Consejos para el traspaso de un bar, pub, restaurante o cafetería

Trámites necesarios para traspasar un bar o similar

Los requisitos para efectuar un traspaso depende de cada comunidad autónoma y ayuntamiento, aunque los trámites y documentación requeridas suelen coincidir.

  • Cambio de titularidad de la licencia. Es el trámite básico. Hay que realizarla en el ayuntamiento y, para ello, habrá que aportar una serie de documentación, como fotocopia del DNI del nuevo titular, de quien lo cede y de la licencia de actividad anterior.
  • Certificado de la Seguridad Social: para comprobar que no hay pago pendientes. 
  • Notaría: para realizar la escritura pública.

Legislación para la cesión de contratos de arrendamiento

Las condiciones del contrato de cesión de negocios (incluidos los de hostelería) se rige por el artículo 32 de la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos (LAU). La excepción serían los establecimientos con contratos de arrendamientos anteriores a 1 de enero de 1995, a los que se les aplica la Ley de Arrendamientos de 1964.

En la ley actual el término “traspaso de local” se ha modificado por “cesión de local”. Además, se establece que el “arrendador tiene derecho a elevar la renta un 10%, si el subarriendo es parcial, y hasta el 20% si es total”.

¿Merece la pena el traspaso de un bar o negocio hostelero?

Sin duda, el traspaso puede ser una opción viable para poner en marcha un nuevo proyecto de hostelería (la inversión inicial siempre será menor que si hay que comprar y/o reformar un local por completo). Eso sí, es importante conocer cuál era la situación de la cafetería, restaurante o bar antes de asumir su gestión para, en caso de dar pérdidas, solucionar aquellos problemas que impedían la rentabilidad. ¡Esperamos que te sean de gran ayuda estos consejos sobre cómo traspasar un bar o similar!