Cómo montar una mesa de restaurante

cómo montar una mesa de restaurante

Las mesas son un elemento clave en un restaurante. En ellas los clientes pasan la mayor parte del tiempo que están en el local por lo que su comodidad, apariencia y decoración influirá en la valoración e imagen que se lleven. En el blog de SillasMesas analizamos cómo montar una mesa de restaurante, cómo decorarla, y cómo distribuir la vajilla y cristalería correctamente.

Distribución y tipos de mesas

La distribución, tipología y número de mesas de un restaurante depende del tipo de local ya que no es lo mismo un negocio en el que se busca la rotación continua de clientes (poco tiempo/muchas personas) que otro con una comida más elaborada dirigida a un perfil de clientela que coma con calma y prolongue la sobremesa en el propio establecimiento. En este post puedes consultar si elegir mesas circulares o rectangulares; y en este otro cuáles son las medidas recomendadas para las mesas de un restaurante.

Mantelería y servilletas

Por debajo del mantel se puede colocar un muletón para proteger la mesa y la propia vajilla en caso de caídas.

Mantel y cubremantel

El material empleado irá en consonancia con el tipo de negocio. Así, en un restaurante de cierta categoría debe evitarse el papel. El color y/o motivos combinará con el estilo del establecimiento para crear una sintonía y coherencia visual con el resto de decoración. En el caso de usar mantel y cubremantel una buena opción es que el primero sea blanco o tonos claros y reservar el toque de color, flores o decoraciones para el segundo.

Servilletas

A juego con la mantelería. Evitar las de papel. Su ubicación ideal es sobre el plato aunque en algunos casos se colocan a la izquierda del primer tenedor. No es aconsejable ponerlas en la cristalería ni formar figuras con ellas ya que se manosean mucho. Si quieres aportar un toque distinguido hazlo con servilleteros originales. Dentro de las servilletas de papel también hay opciones originales, como las canguros (se introducen los cubiertos en ellas).


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Atelierdenovias (@atelierdenovias) el

Vajilla

Un elemento fundamental. Aunque los platos clásicos son los redondos actualmente existen muchas otra opciones tanto en formas -ovalados, triangulares, forma de concha- como materiales y motivos decorativos. No es necesario que todos los platos sean iguales; para dar un toque original pueden mezclarse de diferentes vajillas. Entre ellos y el borde de la mesa debe haber una distancia de unos tres centímetros y entre los platos entre 45-60 centímetros para garantizar la comodidad de los comensales.

  • Bajo plato: llamado también plato base. Es el de mayor tamaño y se utiliza como base decorativa del resto. En algunos casos incluyen el logo/nombre del restaurante.
  • Platos llanos y hondos: el hondo (o una taza) arriba de todo.
  • Platos de aperitivos: en caso de incluirlos deberán estar encima del resto.
  • Plato de pan: a la izquierda superior del resto de los platos.
  • Plato para mantequilla: a la derecha superior.

Cubiertos

Su colocación adecuada sigue un protocolo estricto; va de exterior a interior lo que se traduce en que los cubiertos más alejados del plato son los que primero se usan.

  • Lado izquierdo: los tenedores se situarán con las puntas hacia arriba. Siguiendo la norma anterior los de carne serán los más próximos al plato y los de pescado los más alejados.
  • Lado derecho: cuchillos (el filo hacia el interior) y cucharas. El orden según se sirvan los platos. Por lo tanto, la cuchara la más alejada. En caso de cubiertos adicionales, como pinzas para el marisco, se colocarán también a la derecha.
  • Parte superior de los platos: para los cubiertos reservados para el postre. La cucharilla se colocará con el mango hacia la derecha y el tenedor a la inversa. Si hay cuchillo en el mismo sentido que la cuchara.

Cristalería

Las copas se distribuyen de mayor a menor tamaño, de izquierda a derecha tomando como referencia la parte superior derecha de los platos. Primero iría la del agua, después la del vino tinto y a continuación vino blanco. En caso de haber champán iría de última. La cristalería que utilicemos debe ir en consonancia con el servicio y tipo de demanda. Es decir, si no disponemos de cava o el cliente no bebe vino se le retirarán.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por helokahu design (@helokahu) el

Decoración

Marca la diferencia con la competencia ya que su elección contribuye a dar un toque distinguido. No deben entorpecer la comunicación (incluida la visión) entre los comensales ni dificultar el trabajo de los camareros. Es importante que el conjunto de la mesa tenga una coherencia, una armonía entre todos los elementos.

Existen varias opciones:

Flores

Un clásico que se adapta tanto a estilos clásicos como nuevas tendencias, como lo nórdico. Se pueden incorporar en jarrones pero también optar por mini-macetas o ramilletes de flores secas. Una posibilidad diferente es añadir alguna fruta, hojas secas o hierbas aromáticas.

Velas, farolillos o linternas

Una opción económica y sencilla con las que crean un ambiente íntimo.

Figuras

Relacionadas con la temática del restaurante. Por ejemplo, unas miniguitarras si es un restaurante rockero o súper héroes si está enfocado a familias. También la propia vajilla, cubertería, servilleteros o la carta pueden hacer las veces de elemento decorativo de una mesa.

Con estos consejos, seguro que ya tienes mucho más claro cómo montar una mesa de restaurante de forma correcta y elegante.