¿Cómo montar un catering? Consejos y requisitos básicos

Consejos para montar un catering

Si alguna vez te has planteado cómo montar un catering, en este post te contamos los requisitos indispensables: legales, sanitarios, mobiliario,… ¡Toma nota!

Las empresas de catering han irrumpido con fuerza en los últimos años. Lo que antes era un servicio excepcional que se utiliza para ocasiones muy determinadas y reservado a un público restringido, ahora se ha popularizado y se utiliza en negocios, celebraciones o comidas de ámbito muy diverso. La diversificación de clientes en el sector del catering también se ha traducido en una mayor oferta del tipo de comidas; en la actualidad prácticamente hay caterings de todo tipo de cocina.

¿Qué tipos de catering existen?

Requisitos para montar un catering para empresas

El sector actual del catering es tan amplio y diverso que a la hora de planteárselo con negocio es importante tener claro previamente cuáles son los tipos que hay. La clasificación más genérica toma como referencia al tipo de cliente: colectividades, empresas o particulares.

Colectividades

Supone servir comida a grupos numerosos de personas como pueden ser hospitales, centros educativos, líneas aéreas… Requiere de una gran inversión inicial pero cuenta con la ventaja de que, una vez cerrados los contratos, se cuenta con una mayor estabilidad y trabajo a largo plazo.

Empresas

Comidas de negocio, congresos, sesiones formativas, cenas de directivos… Cuando una empresa organiza un acto de este tipo puede optar por contratar un catering (en sus propias instalaciones, un espacio público o un hotel) para contar con una mayor privacidad.

Particulares

Para celebraciones sociales, como bodas, cumpleaños o comuniones; actos culturales (festivales, conciertos, recitales de poesía…) o en domicilios. Es un sector que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años adaptándose a nuevos formatos y exigencias de los clientes. Así, por ejemplo, son cada vez más frecuentes los banquetes de boda en fincas privadas (propias o alquiladas) en los que se opta por sustituir el restaurante clásico por un servicio de catering. El catering a domicilio -con locales que combinan este formato con el clásico y otros que prescinden directamente de él para ahorrar costes- se populariza cada vez más entre la población.

Requisitos legales para montar un catering

El primer paso para montar una empresa de catering es realizar el plan de negocio para determinar, entre otras cuestiones, su fórmula jurídica. Entre los trámites necesarios estarían:

  • Licencia municipal para actividad clasificada: es la asociada a actividades molestas.
  • Darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas. En concreto, el epígrafe que corresponde a este tipo de empresas es el 677.9 en el que se incluyen “otros servicios de alimentación propios de la restauración”.
  • Inscribir la empresa en la Seguridad Social. 
  • Declaración censal de inicio de actividad.
  • Registrar los ficheros personales en la Agencia Española de Protección de Datos.
  • A los trámites comunes hay que sumarles los específicos de cada comunidad autónoma ya que algunas piden inscribirse en el registro general de actividades comerciales y otras en las de venta a distancia.
  • Si disponemos de transporte para los repartos hay que tener una autorización de transporte privado complementario de mercancías o tarjeta de transporte.
Ideas para montar un catering para bodas

Requisitos sanitarios

Una cuestión fundamental a la hora de poner en marcha un negocio relacionado con la hostelería es el aspecto sanitario. En el caso de una empresa de catering hay que solicitar la licencia en la consejería autonómica correspondiente para obtener un número de registro, además de inscribirse en el Registro General Sanitario de Alimentos. Esta norma genérica no se aplica en aquellos casos en los que la empresa de catering elabora y vende las comidas directamente al consumidor final (bastaría con la autorización sanitaria).

Todas las personas que trabajen en un negocio de catering y estén en contacto con la comida deben contar con el carnet de manipulador de alimentos.

Mobiliario y equipamiento necesario para un catering

Requisitos básicos para montar un catering

El mobiliario y equipamiento necesario para montar una empresa de catering dependerá mucho del tipo de servicio que queremos ofrecer y en qué ámbito nos queremos especializar; no es lo mismo un restaurante italiano que sirve comidas a domicilio que un catering dedicado a la celebración de bodas al aire libre. Entre el equipamiento básico constaría:

  • Mesas de trabajo.
  • Maquinaria para cocinar y elaborar la comida: hornos, cocina, batidora, plancha…
  • Equipamiento de conservación: nevera, congelador, etc
  • Equipamiento de limpieza: grifos, pileta, lavavajillas…
  • Encimeras y/o armarios para almacenar el menaje y los alimentos.
  • Equipamiento para mantener la comida caliente, como los carros.
  • Batería de cocina básica.

En el caso de los caterings que organizan eventos como comidas de empresa, bodas o cumpleaños habría que añadirle, como mínimo:

Una de las claves para que una empresa de catering funcione es una buena organización y planificación, especialmente en los casos que se organizan actos al aire libre. Trasladar un restaurante al exterior es todo un reto para lo que se necesita una buena gestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *