¿Cómo elegir la vajilla para un restaurante correctamente?

como elegir la vajilla para un restaurante

En un restaurante las mesas son un elemento clave y, dentro de ellas, las vajillas son la carta de presentación. Los servicios no solo cumplen una función práctica sino también de diseño; su material, forma y estilo imprimen personalidad a un establecimiento de hostelería y, por eso, deben ir en consonancia con el resto de decoración, estilo y tipo de comida que queremos ofrecer. Aprende cómo elegir la vajilla para un restaurante, los diferentes tipos de vajillas y qué debes tener en cuenta antes de su compra. .

Cuestiones a tener en cuenta para elegir vajilla

Resistencia

Tanto desde un punto de vista térmico como mecánico. La vajilla de un restaurante debe resistir altas temperaturas, cambios bruscos de frío/calor y ser apta tanto para microondas como lavavajillas industriales. A esto hay que sumar la resistencia a golpes y rayaduras para conservar su aspecto original el mayor tiempo posible. La durabilidad es fundamental teniendo en cuenta que su uso será casi diario para evitar la reposición continua de piezas. Por eso su precio también suele ser más elevado.

Diseño

Debe ir en consonancia con el estilo del restaurante, nuestro público objetivo, el tipo de menú, el resto de decoración… en definitiva: con la experiencia que queremos ofrecer. Los clásicos platos redondos y blancos han pasado a un segundo plano. Ahora pueden ser cuadrados, rectangulares, irregulares, negros, dibujos… o personalizarse con el nombre y/o logotipo del restaurante o un diseño elegido por el establecimiento.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pinson Living (@pinsonliving) el

La combinación de piezas de varias vajillas o que éstas sean de diferentes materiales también es una posibilidad para dar originalidad y exclusividad a las mesas de hostelería.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Los Caprichos (@los_caprichos_2018) el

Funcionalidad

El almacenaje y manipulación son dos cuestiones prioritarias y que un diseño muy innovador no siempre permite. Algunas platos no son apilables, por lo que requieren de más espacio para guardarlos. Por eso, y en función del tipo de restaurante, hay que estudiar su funcionalidad para determinar si se adapta a las necesidades de nuestro local (hay que pensar, por ejemplo, cómo se van a gestionar los platos sucios de cada servicio).

Limpieza e higiene

Recomendable que no sean materiales porosos para que no queden restos de alimentos incrustados. Cuidado también si tienen esquinas en las que pueda quedar suciedad. También es importante que sea impermeable al agua.

Materiales más habituales de las vajillas

Porcelana

El material más tradicional. Aporta elegancia y, al mismo tiempo, resistencia. Existen muchos tipos siendo las más apreciadas la china (solo lleva una cocción) y la bone, con un acabado muy delicado. La introducción de nuevos elementos en las vajillas ha popularizado el uso de cerámicas, aportando un toque de diseño exclusivo.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Klimer (@klimeres) el

Loza

Más frágil que la porcelana y, por lo tanto, ofrece menos durabilidad y más riesgo de rotura y arañazos.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de VDG Antiguedades Deco Vintage (@venta_garage_antiguedades) el

Pizarra

Tendencia en los últimos tiempos. Se trata de un material muy resistente que mantiene tanto el calor como el frío de las comidas. La tonalidad y textura de las piezas de pizarras se convierten por sí mismas en un elemento decorativo único para las mesas. Se pueden utilizar tanto como fuentes como platos.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Alexis Viernes (@alexis_viernes) el

Vidrio y cristal

Suele reservarse para bandejas, ensaladeras, cuencos… Su limpieza es más sencilla que la porcelana por ser menos porosa.

Barro

Se utiliza sobre todo para cocinar pero también se puede incorporar a la vajilla si buscamos un estilo rústico y/o tradicional.

Melamina

Un tipo de resina de plástico muy versátil. Algunos imitan otros materiales, como bambú, madera o piedra. Sin embargo, su composición química lo desaconseja para un uso habitual restringiéndolo para comidas frías.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de GLASS & SERVICE (@glassandservice) el

Vajilla básica para un restaurante

En función del tipo de restaurante y de las comidas que ofrece se determinará qué vajilla se ajusta más a las necesidades del local optando por una colección que incorpore diferentes variedades de platos o bandejas o elegir vajillas diferentes para combinarlas.

La vajilla básica estaría formada por:

  • Plato presentación o base
  • Plato hondo
  • Plato llano
  • Plato pan
  • Platos para aperitivos
  • Soperas
  • Fuentes: de diferentes formas (ovaladas, rectangulares, cuadradas…), tamaños y materiales.
  • Ensaladeras
  • Boles y/o cuencos
  • Salseras
  • Paneras
  • Jarras
  • Saleros
  • Pimenteros
  • Tazas
  • Jarras de leche
  • Teteras
  • Tazas: para café o infusiones

Si estás pensando en abrir un restaurante o necesitas renovar la vajilla del que ya tienes en marcha piensa primero en las necesidades particulares de tu negocio. Para ello ten en cuenta el tipo de comida, público, estilo del local, la rotación de personas y el servicio que quieres ofrecer.


Productos relacionados en nuestra Tienda Online