Bares innovadores: ideas y ejemplos para innovar en tu local

Bar de hielo

Innovar o morir. Abrir un bar y que tenga éxito no solo depende de un buen servicio, productos de calidad o un ambiente exclusivo. A veces la fuerte competencia obliga a buscar alternativas para captar y fidelizar clientes. La introducción de la tecnología, la diversificación de negocios o formas alternativas de pago son posibles opciones para innovar en hostelería. ¿Quieres darle un toque innovador a tu negocio? Te traemos ideas y ejemplos de bares innovadores y otros locales de hostelería.

Actividades innovadoras en bares y locales de hostelería

Tanto decoración, como actividades y servicios pueden ayudarte a tener un local innovador y capaz de atraer nueva clientela.

El auge de la tecnología

Incorporar la tecnología a un local de hostelería va más allá de disponer de una buena wifi. Facilitar a los clientes un punto de recarga para sus dispositivos es una cuestión que cada vez se incorpora más a la carta de servicios. Para ello basta con contar con un enchufe liberado, baterías externas u optar por dispositivos más innovadores, como percheros para abrigos y bolsos que también sirven para cargar el teléfono.

En el caso de restaurantes se pueden incorporar más gadgets tecnológicos. Algunos ejemplos:

  • Carta digital: para conocer el menú detallado antes de presentarse físicamente en el restaurante o como medio de consulta sustituyendo a las cartas tradicionales de papel.
  • Pedidos y pagos desde Apps: una opción válida tanto para bares como restaurantes. Los clientes piden sin levantarse de la mesa y sin que los atienda un camarero. Las opciones más completas permiten realizar los pagos desde el móvil.
  • Videocámaras: instaladas en la cocina para seguir el proceso de elaboración de la comida.
  • Robots: el culmen de la innovación en hostelería. Pueden realizar funciones similares a los camareros o entretener a los clientes mientras esperan por la comida.

bares con decoración innovadora

locales de hostelería innovadores

Fusión con otro tipo de negocios

Tomarse un café o una caña y, de paso, poder comprarse algo de ropa, un libro o un cuadro es una alternativa de ocio cada vez más demandada. Esta diversificación de negocios permite ahorrar costes y ofrecer al cliente una oferta diferenciada frente a la competencia. En algunos casos, como el Salón des Fleurs de Madrid, se ha optado por una innovación real ya que combina la venta de flores y plantas con una carta variada de tés y tartas caseras. Además, organiza talleres y cursos de floristería, catas de tés y ofrece la posibilidad de envíos de ramos de flores. Y todo en un ambiente vintage muy cuidado que simula estar en un auténtico jardín.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Salon des Fleurs (@salondesfleurs) el

Pagar lo que consideres justo

Una técnica que, a priori, parecer poco recomendable pero que ya aplican varios restaurantes con éxito. En ellos no están fijados los precios sino que es el propio cliente el que establece las tarifas en función de si le ha gustado la comida, el servicio y la experiencia. Es decir, que abona lo que considera justo. Esta peculiar fórmula la inició el cantante Jon Bon Jovi en su restaurante JBJ Soul Kitchen. En su caso la llevó más allá, ya que pensando en las personas con menos recursos, el pago de la comida puede sustituirse por trabajos en el propio restaurante.

Pagar por el tiempo de estancia

Otro concepto innovador en el que se toma como referencia el tiempo de estancia en un local y no lo que se consume. Los “time café” o “anti cafés” son establecimientos en los que se puede consumir todo lo que se quiera -normalmente cafés, infusiones y refrescos-. El importe a pagar depende de la permanencia cobrando en unos casos por horas y, en otros, por minutos. Normalmente estos locales -más populares en Suiza, Rusia o Reino Unido- cuentan con wifi, juegos de mesa o videojuegos ya que está concebidos para pasar tiempo con otras personas y socializar.

Bares innovadores

cafeterías innovadoras

Talleres de cocina o catas

La implicación y colaboración de los clientes es una tendencia en aumento. En muchos casos no se conforma con quedar para tomar algo con los amigos o desconectar sino que busca otro tipo de experiencia. Por eso, organizar talleres de cocina, concursos de postres o catas de vinos, cervezas y quesos ayuda a fidelizar clientes y atraer nuevos. Hoppy, en Zaragoza, es un ejemplo de local especializado en cerveza -dispone de más de 130 botellas diferentes- en el que periódicamente se organizan catas para conocer nuevas variedades y peculiaridades sobre la cerveza.

Otros ejemplos de bares innovadores y diferentes

Baba Nest (Phuket-Tailandia)


Un bar único por su entorno y distribución. El Baba Nest es una terraza flotante al aire libre amueblado con almohadas gigantes desde las que presenciar atardeceres espectaculares.

Ice Bar (Barcelona)


Los bares en los que mesas, sillas y barra están realizadas únicamente de hielo continúan siendo un reclamo en zonas donde las temperaturas no pasan de los 0 grados. En Barcelona existe un establecimiento de este tipo con la excepcionalidad de que está al lado de la playa. En el Ice Bar las esculturas de hielo son las protagonistas y para que se mantengan es necesaria una temperatura de cinco grados bajo cero. Por eso la entrada al bar ya incluye un buen abrigo y guantes adecuados.

Moon bar (Bangkok)


Su ubicación -en un piso 61- es ya de por sí una excepcionalidad. Desde él se puede ver una perspectiva única de Bangkok e, incluso, dispone de una plataforma para realizarse selfies sobre la ciudad. Por eso no es apto para aquellos que tengan vértigo.

Sin duda, la innovación y originalidad son dos alicientes para promocionar o dar a conocer un local de hostelería. Estos bares innovadores ya han dado el paso, ahora te toca a ti, ¿te atreves? ¡Manos a la obra!