¿Acero o aluminio para exteriores?

acero o aluminio para exteriores para hosteleria_

Los espacios exteriores son un plus en un local de hostelería. Contar con una terraza o un jardín pueden marcar la diferencia a la hora de elegirnos para una comida, una cena familiar o tomar algo. El equipamiento y muebles de estos espacios requiere de una planificación específica y la elección de las piezas más adecuadas para que resistan a las inclemencias del tiempo. Entonces, ¿acero o aluminio para exteriores? En SillasMesas.es analizamos sus propiedades y cuál resiste mejor al sol y la intemperie.

Cambios de temperatura, lluvia, rayos de sol de forma directa, el rocío de la noche… Los muebles de los espacios exteriores se someten a unas condiciones climáticas adversas que pueden acabar deteriorándolos en un plazo breve de tiempo si no son del material adecuado y/o no cuentan con unos buenos acabados. Debido a su resistencia, el acero y el aluminio son los más habituales, cada cual con sus condiciones y características. 

resistencia del acero y aluminio en exteriores

Las ventajas del aluminio

El aluminio es el metal más abundante en la corteza terrestre, muy reactivo y que se engloba dentro de los denominados “metales ligeros” (su densidad es de 2,7 g/cm3).

Se usa habitualmente en los muebles de exterior por su resistencia, precio y liviandad. Puede ser de forma integral o combinado con otros materiales. Otro de sus puntos positivos es que puede reciclarse sin que sus propiedades físicas queden mermadas.

Las ventajas del acero

No es un material natural ya que se obtiene tras mezclar el hierro con níquel, cobre y manganeso y, en algunos casos, óxido de cromo. Se sitúa dentro de los metales pesados ya que su densidad es de 7,85 g/cm3.

También se utiliza en exterior por su resistencia a la corrosión, ser duradero, fuerte y flexible. Sin embargo, cuenta con la desventaja de ser más caro.

aluminio vs acero para mobiliario de exterior

¿Cuál es mejor para el mobiliario de exterior?

Los dos destacan por sus propiedades anticorrosivas aunque como el acero no es poroso, su resistencia a la misma es mayor. Respecto a la resistencia el acero también presenta un mejor comportamiento ya que soporta más pesos, cambios de temperaturas y tensiones, por lo que su vida útil es más prolongada. 

En la práctica, estos dos materiales se complementan a la hora de elegir el mobiliario exterior para una terraza, jardín o piscina de un bar, cafetería u hotel. Y es que para amueblar esta zona tan importante en un negocio de hostelería no solo hay que tener en cuenta los materiales, sino también el estilo del resto del local, así como el tipo de servicio que se presta y los clientes habituales. Muchas veces se combinan con otros materiales, como madera, lo que facilita crear espacios personalizados y con estilo.

En definitiva, a la hora de elegir entre acero o aluminio para exteriores deberás planificar y organizar este mobiliario de forma que puedas sacarles el mayor partido, para lo cual es clave la resistencia y durabilidad del mobiliario frente las condiciones atmosféricas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *