Cómo montar una hamburguesería: consejos y requisitos

Cómo montar una hamburguesería

Las hamburgueserías se han reinventado y han dejado de ser locales exclusivos de comida rápida. Aunque en algunos casos se mantienen como negocios de “fast food” no faltan ejemplos de aquellos que han apostado por incorporar las hamburguesas a la comida gourmet. Y es que este tipo de establecimiento hostelero se adapta a diferentes tipos de clientes y estilos de decoración. En SillasMesas te explicamos los detalles sobre cómo montar una hamburguesería, la elección de mobiliario, maquinaria y las diferentes opciones.

Claves para montar una hamburguesería

Procedimiento para abrir una hamburguesería

Plan de negocio

Algo básico cuando queremos poner en marcha cualquier negocio de hostelería. En él se recoge la idea de proyecto, un análisis de la competencia, se definen a los potenciales clientes y su perfil, la inversión necesaria, personal, previsión de ingresos, estrategia de comunicación, el diseño de las carta, bebidas y postres…

Elección del local

Sus dimensiones también definirán el tipo de negocio. Si queremos centrarnos en un público familiar y de grupos necesitaremos más espacio que si optamos por la rotación o comida para llevar para casa.

Decoración

Fundamental en cualquier local de hostelería. Una hamburguesería se adapta a diferentes estilos decorativos aunque prima el estilo americano, el pop art o el vintage. La ambientación debe estar en consonancia con el tipo de producto que ofrecemos.

Elegir platos y vajillas al montar una hamburguesería

Los pequeños detalles para la decoración y el emplatado de tus menús es clave para lograr el éxito a la hora de montar una hamburguesería.

Mobiliario

Irá en sintonía con el estilo elegido. Aún así son habituales las mesas y taburetes altos combinados con bancos que permiten crear habitáculos semiprivados.

Requisitos para abrir una hamburguesería

Los trámites son similares a otro negocio de hostelería. Algunas normativas son a nivel municipal y otras autonómico.

  • Solicitud del NIF (número de identificación fiscal).
  • Licencia de obra: si está previsto realizar reformas.
  • Licencias de actividad y apertura: para ello deberá cumplirse la normativa en higiene alimentaria, acústica, seguridad, acondicionamiento eléctrico, extracción de humos, contar con pavimento en la cocina impermeable, lavable e ignífugo…
  • Cumplir la normativa de accesibilidad para personas de movilidad reducida.
  • Cumplir las leyes de prevención de riesgos laborales.
  • Inscripción de la empresa en la Seguridad Social (darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas, IAE).
  • Seguro de responsabilidad civil.
  • Placa identificativa.

Que se necesita para abrir un restaurante hamburguesería

Maquinaria necesaria para una hamburguesería

Picadora de carne

Si queremos ofrecer hamburguesas de calidad lo recomendable es comprar la carne (a un proveedor de calidad) y picarla nosotros mismos en las cantidades que consideremos oportunas.

Prensa de hamburguesas

Básico para elaborar “burgers” propias y diferentes a las de la competencia. Esto permite realizar diferentes combinaciones, crear hamburguesas exclusivas y contar con una carta variada.

Plancha

De acero laminado o de cromo duro (más delicadas ya que si se rayan o rascan se estropea el baño de cromo).

Barbacoas a gas

En el mercado hay varias opciones siendo las más recomendables las de piedra volcánica (más económicas) o las de briqueta de cerámica (su principal ventaja es que distribuyen mejor el calor).

Freidora

Para el resto de productos que acompañen a las hamburguesas, como patatas o alitas de pollo. Las de gas son más caras pero cuentan con el punto a favor de que suelen consumir menos.

A esta maquinaria específica hay que añadirle la habitual en un local de restauración como lavavajillas, congeladores, vitrina frigoríficas, equipo informático…

Cómo montar una hamburguesería móvil

Maquinaria para una hamburguesería

Ambulante o en un local fijo, esta cuestión es determinante a la hora de elegir la maquinaria adecuada para nuestra hamburguesería.

Una hamburguesería, al igual que una churrería, es un negocio susceptible de convertirse en un local ambulante. Esto permite un ahorro de mobiliario y la ventaja de la movilidad, lo que posibilita llegar a más público de diferentes emplazamientos. Para ello es necesario un vehículo o remolque de unas dimensiones mínimas dotado de sistema de extracción de humos, ventilación, depósito de agua potable, refrigeración y acondicionamiento adecuado de electricidad y gas.

Si barajamos la opción de una hamburguesería móvil es muy importante consultar la legislación en esta materia ya que no se puede instalar en cualquier lugar. Cada ayuntamiento cuenta con su propia regulación aunque, por lo general, la instalación de “restaurantes ambulantes” o food trucks solo se permite en lugares específicos en los que se celebren conciertos, festivales, mercados gastronómicos…