Trucos para aprovechar mejor el espacio de tu local

Barra en una cafetería

La distribución en un local de hostelería es básica ya que de ello depende la organización del día a día, la calidad del servicio y la comodidad de los clientes.

Tanto en establecimientos pequeños como de gran tamaño la colocación del mobiliario es determinante.

En el blog de SillasMesas te explicamos trucos para aprovechar mejor el espacio de tu local.

Coherencia y espacio, un must

Para que un establecimiento hostelero funcione bien y los clientes estén satisfechos no sólo es necesario ofrecer un buen servicio y productos acordes al tipo de local sino también guardar una coherencia visual entre el mobiliario, la pintura de paredes y techo y los elementos decorativos. Conseguirlo no siempre es fácil por no disponer de la superficie adecuada y/o suficiente. Por eso, optimizarlo y primar la funcionalidad frente a la estética es básico para sacarle un mayor rendimiento a nuestro local.

Seguir estos trucos te ayudará a aprovechar mejor el espacio de tu bar o restaurante.

Taburete marina junto a barra de bar

Taburete marina junto a barra de bar

Trucos para elegir un buen mobiliario para tu local

  1. Muebles hechos a medida: es la opción perfecta ya que posibilitan aprovechar huecos y adaptarnos a las singularidades de cada local, como columnas, techos inclinados o esquinas. Su gran ventaja es que se ajustan a cualquier lugar y no a la inversa.
  2. Sillas funcionales: son un mueble básico en un local de hostelería, especialmente en el caso de restaurantes. La parte estética a veces hace que nos olvidemos de algo fundamental: deben ser prácticas y cómodas. Por eso es recomendable que cuenten con un respaldo ancho. Si, además, en ellas se pueden colocar el bolso y/o abrigos nos ahorraremos la instalación de percheros.
  3. Mesas cuadradas: permiten combinarlas más fácilmente que sin son redondas para adaptarse al número de comensales. Las que están preparadas para dos personas pueden pegarse a la pared para ocupar menos.
  4. Mesas plegables: tanto para usar como mesas auxiliares en las que colocar menaje como para servicio de comidas, especialmente si es en terraza. Este tipo de mesas facilitan disponer de un espacio extra que se readaptará en función de los requisitos del momento. Así, por ejemplo, podemos pasar fácilmente de 15 a 25 comensales sin tener que comprar equipamiento nuevo.
  5. Sillas apilables: son otro recurso que ocupa poco sitio en caso de tener que retirarlas si no las necesitamos.
  6. Bancos: este sustituto de las sillas permite ganar mucho espacio.
  7. Muebles multifuncionales: las necesidades de un local de hostelería pueden ser cambiantes. Por eso, contar con muebles multifuncionales ayudará a la organización del mismo, hacer frente a imprevistos y optimizar nuestros recursos. Si, por ejemplo, contamos con un establecimiento con terraza lo recomendable es disponer de mesas y sillas válidas tanto para interior como exterior (por lo menos la mitad de ellas).
  8. Taburetes: ocupan menos espacio que las sillas aunque hay que tener presente que la comodidad no es la misma. Por eso, los taburetes deben reservarse para la barra y, en caso de colocarlos también en las mesas, que no sean en la totalidad del local.
Banco corrido y sofá kalima, sillas tolix y mesas noel

Banco corrido de sofás kalima, sillas tolix y mesas noel.

Trucos para distribuir mejor el espacio

  1. Distribución del comedor: en función del tipo de restaurante y clientela (negocios, familiar, tipo buffet, de comida rápida, gourmet….) iremos determinando las necesidades espaciales de nuestro local; es decir, si habitualmente acuden más personas a comer en pareja que en grupo montaremos más mesas para dos que de seis u ocho (y viceversa).  Eso sí, la distribución debe realizarse de forma organizada para que haya una distancia mínima entre mesas que permitan el tránsito de camareros y ofrezcan intimidad. La distribución en diagonal es la más recomendada en caso de lugares pequeños.
  2. Habilitar la barra como zona de comida: no sólo en bares sino también en restaurantes. Para aquellos que comen solos, parejas o grupos pequeños es una opción perfecta para una comida informal.
  3. Percheros en la propia barra: una solución sencilla con la que ofrecerás una solución a la necesidad de los clientes de dejar su bolso, chaqueta o abrigo cerca de donde estén.
  4. Biombos o tabiques móviles: las divisiones en un bar o restaurante a veces son fundamentales para poder ofrecer reservados y/o ambientes diferentes. Sin embargo, levantar paredes tiene la desventaja de que perdemos espacio y no se pueden modificar los huecos para adaptarnos a las demandas de cada momento, algo que sí es posible con los biombos y los tabiques móviles. Con ellos la división del local puede ser cambiante en función de los comensales y tipo de acto -no es lo mismo una comida de empresa que un cóctel de noche-.
Mesas en la terraza de un bar

Mesas en la terraza de un bar. Trucos para aprovechar mejor el espacio de tu local

Además de estos criterios básicos para aprovechar el espacio hay otras recomendaciones para dar mayor amplitud a tu local , como colocar espejos de gran tamaño, decantarse por colores claros y una buena iluminación.