Aprende a decorar con mobiliario de estilo nórdico

Cafetería de estilo nórdico

Hoy hablamos de uno de los estilos de decoración más exitosos y más demandados actualmente: el mobiliario de estilo nórdico. La luz, el color blanco y la sencillez son tres claves que reinan en cada mueble, silla o mesa bajo este estilo. Vamos a ver cuáles son sus características y qué sensaciones transmite este mobiliario si lo elegimos para nuestro local o establecimiento.

¿Qué es el estilo nórdico?

Los muebles nórdicos provienen del tipo de decoración propia de los países escandinavos: Noruega y Suecia, aunque se suele ampliar a Dinamarca, Islandia y Finlandia también. ¿Cuál es su característica principal y común en todas sus piezas? La funcionalidad. Los muebles nórdicos son conocidos por ser útiles y duraderos, sin florituras ni ornamentos que obstaculicen su funcionalidad. Estas características le dan al mueble nórdico una elegancia propia que ha conquistado a muchos decoradores en los últimos años.

Dentro de una decoración nórdica podemos encontrar siempre una serie de puntos en común que van a coincidir dentro de cualquier espacio o ambiente bajo este estilo. Como hemos comentado antes, funcionalidad, claridad y sencillez son las principales características de esta decoración, pero además podemos nombrar las siguientes:

Luminosidad

Luminosidad en el estilo nórdico

Luminosidad en el estilo nórdico

La falta de luz y luminosidad propia de los países escandinavos ha hecho que este estilo de decoración evolucione y busque siempre la luz y la claridad. Por eso la luminosidad y los tonos neutros son los propios de los muebles nórdicos, y no sólo eso, sino que se va siempre en busca de la luz natural en contra de colores oscuros o textiles muy opacos que puedan restar luminosidad al espacio.

Muebles blancos

Comedor de estilo nórdico

Comedor de estilo nórdico

Siguiendo con la luminosidad como principio, en este tipo de mobiliario vas a encontrar muebles, sillas y mesas de color blanco o similares. A veces se suelen mezclar con tonos de madera natural, grises, incluso negro, verde o rosa que pueden aparecer en complementos o textiles que acompañen a las piezas principales de un comedor o salón.

Sencillez

Sofá en decoración nórdica

Sofá en decoración nórdica

Según el precursor del estilo nórdico Carl Larsson (pintor y diseñador de interiores sueco), la sencillez y la funcionalidad deben marcar cualquier mueble nórdico. Sillas y mesas tendrán líneas rectas y depuradas, materiales ligeros y naturales que formen una decoración agradable y acogedora. Muy parecido al estilo minimalista, este estilo de decoración va a transmitir una sensación de espacio, orden natural y sin distracciones a cualquier espacio o local donde lo pongamos.

Equilibrio

Terraza decorada con colores

Terraza decorada con colores

El “menos es más” inunda el mobiliario nórdico, aunque todo no es minimalismo. Se pueden usar tonos intensos (azules, rosas) o láminas de inspiración gráfica para decorar paredes o rincones. El secreto es encontrar el equilibrio para obtener un ambiente acogedor y funcional. Buscar el equilibrio entre el mobiliario y las piezas decorativas.

Otras líneas de decoración que pisan fuerte como el mobiliario nórdico son los muebles industriales y los muebles estilo vintage. Los primeros inspirados en las antiguas zonas industriales de lofts en Nueva York con muebles metálicos, tubos de ventilación al aire donde reina la madera, el metal y el aluminio. Y las tendencias de muebles vintage con materiales de calidad, realizados artesanalmente y con piezas únicas y originales que destaquen en cualquier decoración.

Decídete a decorar con mobiliario de estilo nórdico tu próximo proyecto y a seguir esta tendencia decorativa de interiores mucho más diversa y versátil con las claves que te hemos dado. Diferencia tu proyecto con un estilo de carácter elegante y diseño sobrio que podrás combinar con esquemas de color y estampados. Disfruta de un diseño atemporal y que siempre resulta moderno.