El Solárium de un Hotel

Uno de los principales requisitos que buscan los clientes de un hotel es cuando van a escoger su lugar de vacaciones es que este tenga piscina. Se trata de un espacio que suele salir siempre en las fotografías de promoción y una buena imagen no solo depende de que se tenga un buen lugar de baño, sino también una buena zona para tomar el sol y disfrutar de un refresco.

Una zona de piscina ideal debe de constar de zona de baño, de zona de bar y de un buen solárium.  El solárium debe de estar ligeramente apartado de la piscina, de modo que el agua no salpique a aquellos que toman el sol, pero que sea posible vigilar el baño de los niños  o sentir la sensación de frescor que emana el agua.

Unas hamacas de calidad

Aunque unas tumbonas de resina básicas pueden ser suficientes para tomar el sol con comodidad, si se trata de un hotel de cierta categoría los clientes esperan que estas tengan un buen diseño, que sean especialmente cómodas y que guarden una estética con el entorno.

La tumbona Cádiz, por poner un ejemplo, es un mueble con una forma muy estética y sumamente cómoda, que ofrece una gran comodidad a la vez que es elegante. Su reposacabezas incluido da un plus de confortabilidad a quienes lo utilizan. Se trata de una hamaca que invita a leer, a charlar recostados y a disfrutar del ambiente que hay alrededor.

La tumbona Mod803 es una gran opción tanto para estar recostados ligeramente como para ponerla en posición totalmente horizontal y disfrutar de una gratificante siesta.

No hay que olvidarse de que aunque en el solárium mucha gente busque el moreno más veraniego, hay que tener una zona con sombra para aquellos que quieran disfrutar de aire libre pero no deseen el contacto directo con los rayos solares.

Tumbona-CADIZ_585_g_1Tumbona-MOD803_111_g_1

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *