Restaurantes de estilo bohemio

Restaurantes de estilo bohemio

Maderas nobles, plantas naturales y mobiliario antiguo: inspírate en estos 6 restaurantes de estilo bohemio y decora tu local de forma única.


El estilo bohemio se caracteriza por el uso de maderas nobles, plantas naturales y la mezcla de mobiliario antiguo con piezas de diferentes partes del mundo. En él no hay normas rígidas adaptándose bien a la fusión con otros estilos, especialmente el vintage pero incluyendo también a otros muy diferentes, como las alfombras de estilo árabe. El resultado son lugares sencillos y acogedores que invitan al relax. En el blog de SillasMesas recopilamos ejemplos de restaurantes de estilo bohemio en los que comer sin prisas y encontrar un poco calma en medio del caos y estrés diario (especialmente en las ciudades).

Boho Bar (Madrid)


Una de las características del estilo bohemio es su fusión de culturas e incluir elementos de países muy diferentes. Esta cuestión está presente en este restaurante de Madrid del que sus dueños aseguran que es “un punto de encuentro alegre, sin formalismos y bohemio, donde los detalles marcan la diferencia”. La mezcla de estilos se traduce en la presencia de lámparas árabes con piezas de diseño, espejos antiguos, taburetes de estilo industrial, bancos en forma de columpios… Y todo con un toque ibicenco y de colorido presente en las sillas, cojines y vajilla. La carta del Boho Bar se inspira en la cocina Mediterránea sin renunciar a fusionarla con sabores y platos de otros lugares. Así, uno puede pedirse tanto unas croquetas y un salmorejo como chipirones umami, kofta (albóndigas persas) o gyozas (empanadillas japonesas) con langostinos.

Ganz Restaurante-Bristot (Madrid)


Al entrar en este establecimiento de Madrid a uno le es fácil soñar que está en París. Su aire bohemio conjuga los muebles de estilo vintage con las piezas de diseño, suelos en blanco y negro y tapicería  a cuadros. Además, dispone de galería de arte propia cuyos fondos se renuevan periódicamente y que se puede reservar para actos privados. En el Ganz está garantizado un brunch de calidad además de otras especialidades, como las vieiras o las carrilleras. Recomendable dejar hueco para sus postres caseros entre los que no faltan la tarta de chocolate negro y naranja.

Santosha (Palma)


Este restaurante de Palma se ubica en un edificio antiguo para cuya reforma y decoración se optó por la fusión de estilos primando el bohemio sin renunciar a lo ecléctico y la mezcla de culturas. Por eso, las sillas de plástico comparten espacio con muebles de madera noble, faroles de papel, antigüedades y plantas naturales. El interior está organizado en diferentes estancias incluyendo un patio interior y un cine propio. En su carta se prioriza que los productos sean de temporada y de productores locales, la carne procedente de animales que no viven encerrados y todo se cocina al momento. ¿La propuesta? Tajín de cordero, tacos crujientes con alubias o huevos pochados.

Massimo (Barcelona)


Un local que nos traslada hasta Cerdeña y en el que se demuestra que no todos los restaurantes italianos son iguales. El local cuenta con identidad propia tanto en los platos que ofrece como en su decoración En él priman las sillas antiguas de madera y mimbre combinadas con muebles de forja y lámparas con elementos naturales. El resultado es un ambiente que transmite calma y que invita a disfrutar de la comida sin prisas. En verano cuenta con el aliciente de una terraza al aire libre. Las croquetas de gongonzola y calabacín, el tartar de solomillo o la carrillera con polenta son algunas de las opciones de una carta en la que no falta todo tipo de pasta.

Teatro Picadero (Buenos Aires)

¿Hay algo más bohemio que un antiguo teatro? El Teatro Picadero, en Buenos Aires, se reformó para seguir manteniendo una oferta cultural a la que se le añadió una parte gastronómica materializada en un restaurante con aires bohemios y chics. Localizado en la planta baja del teatro el restaurante ofrece cocina típica de Buenos Aires con un toque gourmet y de glamour, en sintonía con el lugar donde se ubica. Las tapas incluidas: empanada, croquetas de espinacas, milanesa con mostaza o champiñones al estilo provenzal.

Cine Tonalá (Ciudad de México)


Finalizamos este recorrido por restaurantes bohemios viajando hasta Ciudad de México; en concreto hasta Cine Tonalá, un lugar en el que se entremezcla la magia del cine con el teatro, la música, las exposiciones, una librería y la organización de talleres. La madera y las plantas naturales son las protagonistas de un espacio que incluye tanto carta de comida como de cócteles y en los que el estilo bohemio convive con el industrial y el estilo pop representado en la cartelería de cine que decora las paredes.