Claves para decorar la fachada de un bar

fachada bar

Descubre las claves para decorar la fachada de un bar. Encuentra inspiración para hacer de tu local un sitio atractivo y original.

El contacto con el cliente de un bar empieza antes de que acceda a él. A la hora de decorar y diseñar el local debemos tener en cuenta una cuestión básica: la fachada. Se trata de su carta de presentación, decisoria -en muchos casos- para que entren o no nuevos usuarios. Una fachada original y bien cuidada siempre será un reclamo en hostelería.

Claves para decorar la fachada de un bar

Aunque a priori no es fácil tocar los elementos adecuados para hacer el exterior de tu bar más atractivo, hay una serie de claves para decorar la fachada de un bar que te ayudarán:

  • Coherencia: el exterior de un establecimiento de hostelería tiene que ser coherente con el interior y ofrecer información de lo que se ofrece al cliente, que será el que determine si se ajusta o no a lo que busca. Así, por ejemplo, para un bar de copas de estilo minimalista, casa más una fachada de un solo color y una iluminación intensa que una en madera natural con elementos rústicos.
  • No crear falsas expectativas: en relación con la cuestión anterior. Aunque nuestro objetivo sea captar clientes no debemos aplicar la máxima del “todo vale”. Crear falsas expectativas será contraproducente para el negocio.
  • Originalidad: fundamental para diferenciarse e intentar captar a clientes que pasen por la calle o sepan de nuestro local a través de las redes sociales. Si conseguimos ser el “bar con una fachada original” de la que todos hablan porque lo han visto en Instagram, seguro que recibiremos más visitas de nuevos clientes.
  • Limpieza: la fachada de un bar es su carta de presentación y, por eso, es básico que se encuentre en buen estado. El mantenimiento y limpieza periódica que se realiza en el interior del establecimiento también debe incluir el exterior (puertas, cristales de las ventanas, limpieza de posibles pintadas…)

 

Elementos que no deben faltar en la fachada de un bar

Aunque existen mil y una formas de darle ese toque creativo al exterior de tu local, hay una serie de elementos comunes que no deben faltar en la fachada de tu bar, como son:

Cartelería

Los rótulos deben ser atractivos y, al mismo tiempo, legibles (tanto de día como de noche). Esto no implica sobresaturar la fachada; mejor decantarse por uno o dos carteles bien visibles (uno para el nombre del bar y otro para alguna de sus especialidades) que ofrezcan una información clara y concisa. Para ello es tan importante estudiar la ubicación (el reflejo del sol, por ejemplo, puede dificultar la visión) como que transmita la temática y estilo del interior.

Promociona tu exclusividad

¿Qué hace diferente a tu bar?: ¿la música en vivo?, ¿cócteles peculiares?, ¿noches temáticas?, ¿contar con Wifi?, ¿zona de terraza cubierta? Identificar los puntos fuertes y exclusivos de tu local es fundamental para incluirlos en la promoción del mismo.

Color

La “psicología del color” es clave en las percepciones y decisiones del consumidor. Por eso, antes de elegir la gama de colores de la fachada hay que analizar cuestiones como: con qué público queremos conectar, edades del mismo, qué queremos transmitir… En este post te ofrecemos consejos e ideas prácticas para pintar un restaurante, válidos también para fachadas de bares.

Iluminación

La iluminación exterior puede ser decisiva a la hora de elegir un bar u otro, sobre todo en aquellos establecimientos orientados a ocio nocturno. Los rótulos con luces tipo LED o la proyección de imágenes son dos posibles opciones para lograr una fachada atractiva y diferente.

Ejemplos de fachadas de bares

Si lo que buscas es inspiración e ideas nuevas para aplicarlas a tu local, aquí te dejamos una selección de ejemplos de fachadas de bares:

Coches incrustados

Una forma de conseguir una fachada realmente original es incrustando un vehículo en ella. Puede ser una reproducción a tamaño real o un coche de verdad.

fachada bar con coche incrustado

Color

Contar con una fachada atractiva no tiene por qué suponer una gran inversión ni contar con elementos extravagantes. Jugando con el color (optando por tonos muy intensos o creando contrastes) se pueden lograr exteriores singulares que realcen nuestro local y llamen la atención de los viandantes.

fachada bar con color

Jugar con la Iluminación

Otra fórmula para conseguir una fachada original es jugar con la iluminación. Las guirnaldas LED, por ejemplo, son un recurso perfecto para un bar orientado al ocio nocturno.

fachada bar con iluminación

Elementos clásicos

Con elementos clásicos como la madera o la cerámica también es posible obtener exteriores inusitados.

fachada bar clásica

La fachada de tu bar también entra en juego a la hora de captar clientes. Por eso no la dejes en un segundo plano cuando planifiques cómo será el estilo y la decoración del establecimiento.